Vamos a hablar de dos manga para adultos que lanza la editorial española Lucifer Ediciones, comentando un poco de la historia del género hentai en el panorama de la historieta en Japón.Lucifer EdicionesLucifer Ediciones nace en 2023, como ellos mismos dicen, desde una perspectiva diferente. Con el ánimo de ofrecer un manga totalmente independiente y enfocado al público adulto. Su proyecto editorial se va a enfocar en obras eróticas y obras oscuras. De momento, su catálogo ofrece cinco títulos de los cuales hemos reseñado dos en ViaNews, “Void” y “Dead City“. En nuestras manos tenemos “Los líos amorosos de Kaya” y “Éxtasis con un chico travestido“, dos manga descarados y casi pornográficos.

Los líos amorosos de Kaya“, realizado por Cosnava (Himeno Komomo), es un dōjinshi , refiriéndose así a una publicación hecha por un grupo de personas con un objetivo o gusto en común, al estilo fanzine, autopublicado. Tiene un precio de 7,50€ y cuenta con 24 páginas más portadas en blanco y negro. Es un hentai sin censura ya que muestra gráficamente genitales.

La historia se centra en Kaya, una alumna de segundo año en la Academia privada Shirayuki. Es una estudiante modelo, hermosa y educada. Sin embargo, todo ésto es una máscara, ya que, en su interior se esconde una gran pervertida. Llevar todo ese peso encima hace que acumule mucho estrés. Pero todo cambia cuando conoce a Takasaki, un profesor a tiempo parcial de su escuela, con el cual comienza una relación con la que liberar todas esas tensiones. Como es el último día de Takasaki en la escuela, éste tiene preparado un regalo muy especial para Kaya.

Los dōjinshi pueden ser trabajos de aficionados o publicaciones de manga de pequeña tirada. Normalmente, el dibujante de dōjinshi se basa en un manga o un anime de moda, pero puede incluir títulos anteriores o incluso los personajes originales del mangaka. En este caso, no hay referencias a ningún manga conocido y este fanzine a lo japonés va a lo que va, a mostrar sexo sin tapujos en un entorno escolar.

Lucifer EdicionesPor otro lado tenemos “Éxtasis con un chico travestido“, con el aclaratorio subtítulo de “Historias de amor dulce y el placer de ser penetrado” en japonés “Otoko no Musume me mesu Iktaiken!? Ichi rabu, Gun horare Tengoku” Cada capítulo está realizado por un autor diferente. El listado es el que sigue: Reisuke Acoe, Ringo Inituki, Miniru, Wadachin, Hiirokun, Asato Arato, E-Yon, Binto y Ringo Sakai. Se trata de una antología de historias otokonoko, que no es otra cosa que el término utilizado para denominar a hombres que practican el travestismo.

Aquí veremos una sucesión de episodios de carácter pornográfico aunque con los genitales borrados, de travesti camelándose a un muchacho algo tímido para terminar realizando el acto sexual. El argumento de cada historieta es muy similar entre sí, con algunos cambios. La diferencia estriba en el estilo de dibujo de cada autor. Estos relatos tienen toque de humor para aliviar un poco la tensión que se crea entre cada encuentro amoroso.

Me acuesto con una mujer casadaMe acuesto con una mujer casada” nos cuenta las travesuras de Aya, una mujer casada normal y corriente que, mientras su marido se pasa el día trabajando y la tiene desatendida, ella se divierte a su manera. Busca follamigos en las redes sociales, concretamente en una de esas carga el diablo, Twitter/X. Un chico llamado Yuu, que también busca lo mismo en el mismo lugar y cuyo primer amor fue Aya, se reencontrará con esta gracias al destino. Esta situación provocará un conflicto de emociones en los dos personajes. Aunque haya unas pequeñas gotas de arrepentimiento, el goce sexual de la casada y su antiguo amor rebosará en las páginas de este dōjinshi creado por Osananetori. Aquí no hay censura y sí escenas de alto voltaje descritas con todo detalle.

Estos tres títulos son una muestra del denominado hentai, famoso a lo largo y ancho del globo. Las malas lenguas aseguran que el éxito internacional del medio tiene sus raíces en el ámbito del eros. El vocablo hentai en japonés significa “pervertido”, pero como sabemos también es el nombre que recibe el género de manga y anime de contenido pornográfico.Su aparición y desarrollo se debe a la actitud cultural e histórica japonesa hacia la estética y la sexualidad. En manga, el género erótico existe desde el período Edo (1600-1868), cuando surgió una nueva tendencia en las artes visuales: las impresiones ukiyo-e, con todo tipo de imágenes que podrían equivaler a las del kamasutra.

El hentai moderno se desarrolló en la década de 1970. El pionero en el mundo del manga erótico fue Gō Nagai, cuya obra humorística “Harenchi Gakuen” (1969) fue severamente criticada por vulgar, e implicó protestas por parte de asociaciones y comités de madres de familia. En 1969, se mostró el primer anime erótico, “Senya Ichiya Monogatari“. El gekiga erótico ganó popularidad. La censura impedía ver imágenes gráficas de genitales. Fue a partir de 1990 cuando se permitió la representación de imágenes más explícitas, como las que nos muestran los manga arriba reseñados.

En definitiva, si eres mayor de 18 años y quieres catar un manga subido de tono, no dejes de acudir al catálogo de Lucifer Ediciones, una editorial con las ideas claras y material muy caliente.