El nuevo lanzamiento de Distrito Manga, “After School Dice Club” es un encantador manga que tocará la fibra de todos aquellos amantes de los juegos de mesa. pero no se queda solo en un homenaje a ese mundo si no que es mucho más, gracias al carisma de sus divertidas protagonistas.

After School Dice ClubLa historia gira en torno a Miki Takekasa, una chica tímida que prefiere ir a su aire en vez de pasar el tiempo con sus compañeros. Un buen día, al acabar el instituto, casi la arrolla con la bicicleta Aya Takayashiki, una nueva alumna de intercambio que, al contrario que Miki, es muy sociable y trata a todo el mundo como si fueran amigos de toda la vida. Como se aburre, le pide a Miki que vayan juntas de aventuras por la ciudad y, por casualidad, en la calle se encuentran con la delegada de clase, Midori Ono. Llenas de curiosidad, deciden seguirla y descubren que trabaja en una tienda de juegos de mesa. Al acercarse para echar un vistazo, el amable dependiente las pilla in fraganti y se ofrece a enseñarles con una partida las reglas básicas de un juego muy original llamado Marrakech. A pesar de que, en un principio, a Midori no le hace ni pizca de gracia que ese par de novatas metan las narices en el mundo de los juegos de mesa, pronto las tres se harán buenas amigas y entablarán una gran amistad.

¿Quién no ha jugado nunca a juegos de mesa? Muy raro tiene que ser. Ellos forman parte de nuestra infancia. Muchos nos llegaban como regalos de cumpleaños o de reyes. Los míticos juegos de Cefa, MB o Borrás. Antes de los juegos de ordenador, eran los reyes de la casa. Luego la cosa cambió y dejaron de ser solo un producto para los más jóvenes para volverse algo más exclusivo. En la actualidad hay miles de juegos de mesa de todo tipo y condición. Hay ferias dedicadas a ellos y son un producto coleccionable. También hay tiendas especializadas que solo tratan este tipo de producto. Es todo un mundo, al que le hacía falta un manga como este, que seguro atraerá a los juegos de mesa a un público que desconocía sus virtudes.

El artífice de esta joya es Hirô Nakamichi (8 de mayo de 1979, Kioto). En 2009 se publicó su primer título en solitario llamado “Tsuki no Hebi“, un shônen de acción con toques fantásticos publicado en la revista Gessan. En el 2013 publica en la misma revista la presente obra, “After School Dice Club“, un manga costumbrista que cuenta con una adaptación al anime por el estudio Lidenfilms (disponible en la plataforma de streaming Crunchyroll). El autor se expresa en las páginas extra que encontramos al final del tomo y nos cuenta su experiencia sobre la gestación de este manga serializado. Al principio, no encontraba a nadie con el que compartir los juegos de mesa que probaba. Pronto tuvo la idea de crear  una “reunión de juegos”, todo un éxito de público y así pudo desarrollar la historia del manga.

After School Dice Club” es una encantadora serie manga que combina a la perfección los mundos de la amistad y los juegos de mesa, ofreciendo a los lectores una experiencia conmovedora y atractiva. Este manga nos lleva en un viaje que va más allá de la mesa de juego, explorando los vínculos que se forman entre un grupo de chicas. La historia empieza cuando Miki Takekasa, una estudiante de secundaria, conoce a una chica llamada Aya Takayashiki. Resulta que Aya acaba de llegar a la ciudad y es una nueva alumna que justamente acude a su clase. Clase cuya delegada es Midori Ono, que por las tardes trabaja en una tienda especializada en juegos de mesa. Será allí donde las dos amigas la descubran y les dé a conocer un nuevo mundo. Ellas tres inaugararán el “Dice Club“.

Uno de los puntos fuertes del manga radica en su capacidad para hacer que los juegos de mesa sean accesibles y divertidos para los lectores, incluso para aquellos que no están familiarizados con este tipo de ocio. Nakamichi integra hábilmente explicaciones de varios juegos en la narrativa, asegurando que los lectores puedan seguir la historia sin sentirse abrumados por reglas complejas. Desde clásicos como “Catán” hasta juegos más especializados (Raj, Hombres lobo de Castonegro, Marrakech, etc…), el manga presenta una amplia gama de experiencias de mesa, lo que lo convierte en un placer tanto para los jugadores ávidos como para los recién llegados. Y ojo, que también hay otro tipo de juegos familiares como “Interferencias“, una especie de “Pictionary“. Como cierre de cada capítulo se añade una página en la que se explican las reglas del juego tratado, algunos datos del mismo más una foto. Eso sí, recomiendo tener una lupa cerca para leer ese texto.

Los personajes de “After School Dice Club” son otro punto destacado de la serie. Cada personaje está diseñado de forma única con personalidades, peculiaridades e historias de fondo distintas, lo que los hace identificables y atractivos para los lectores. Miki, como protagonista, experimenta un crecimiento significativo a medida que descubre los placeres de la amistad y el mundo de los juegos de mesa. Aya, una chica positiva  entusiasta, sirve como catalizador para el viaje de Miki, mientras que Midori, la seria, añade una capa de misterio y profundidad a la dinámica del grupo. El manga entrelaza hábilmente momentos de risa, introspección y resonancia emocional. Los juegos sirven como telón de fondo para el desarrollo personal de los personajes, permitiendo a los lectores ser testigos de su crecimiento no sólo como jugadores sino también como individuos que enfrentan los desafíos de la adolescencia. El autor equilibra eficazmente el humor y el corazón, creando una narrativa que es a la vez entretenida y emocionalmente resonante.

El estilo artístico de “After School Dice Club” es encantador y complementa el tono de la historia, muy al estilo de Rumiko Takahashi (creadora de “Ranma 1/2“). Los diseños de personajes son expresivos y las ilustraciones capturan la emoción y la camaradería de las sesiones de juego. La descripción de los juegos de mesa es lo suficientemente detallada como para atraer a los lectores sin volverse demasiado compleja. Entran ganas de ir corriendo a la tienda a comprar esos juegos, porque todos ellos son juegos reales y accesibles en cualquier tienda, muchos traducidos a nuestro idioma.

Este manga también logra transmitir el sentido de comunidad que pueden fomentar los juegos de mesa. A través del Dice Club, los lectores son testigos de la formación de un grupo muy unido donde cada miembro contribuye a la dinámica general. La representación de la comunidad de jugadores como un espacio donde los individuos pueden ser ellos mismos, compartir sus pasiones y encontrar aceptación es un aspecto poderoso y edificante de la serie. En este sentido, el elenco de personajes va creciendo cada episodio y todos tienen algo que decir, son importantes en la trama que también se presenta con algún toque romántico.

Además, “After School Dice Club” no es solo un manga para matar el rato, tiene mucho más que decir. Mientras los personajes participan en varios juegos, el manga resalta sutilmente las habilidades cognitivas y sociales que se pueden desarrollar a través del juego, como el pensamiento estratégico, la comunicación y el trabajo en equipo. Esto añade una capa de profundidad a la narrativa, convirtiéndola no sólo en una lectura agradable sino también potencialmente inspiradora para aquellos interesados ​​en los beneficios educativos de los juegos de mesa. También enfrenta a los personajes, que no todo ha de ser de color de rosa, ya que dentro del grupo surgen conflictos. Son momentos de tensión muy puntuales que terminan por fortalecer los vínculos entre los miembros del club. La inclusión de estos elementos evita que la historia se vuelva demasiado empalagosa y añade un toque de realismo a las experiencias de los personajes.

En conclusión, “After School Dice Club” es un manga que combina con éxito los mundos de los juegos de mesa y la amistad, ofreciendo a los lectores una experiencia encantadora y conmovedora. Con su representación accesible de varios juegos de mesa, personajes bien desarrollados y una narrativa que equilibra el humor y la emoción, el manga tiene el potencial de atraer a una audiencia amplia. Ya seas un ávido jugador o alguien que busca una historia encantadora sobre la amistad, “After School Dice Club” es una lectura obligada que captura la alegría de tirar los dados y la calidez de formar conexiones duraderas.

Como es habitual en la editorial, Distrito Manga publica “After School Dice Club” con primor. El formato es de tapa blanda con sobrecubierta e incluye las dos primeras páginas a color. La traducción y rotulación son impecables.

After School Dice Club
Autor: Hirô Nakamichi
Fecha de publicación: Octubre de 2023
ISBN: 9788419290373
Formato: 13,1×17,8cm. Tapa blanda con sobrecubierta
Páginas: 400
Precio: 14,95 euros