Montena reedita el primer volumen de «La Compañía Negra«, titulado «La Primera Crónica«, la saga con la que Glen Cook revolucionó la fantasía y que, desde hace unos años, estaba ausente de nuestras librerías.

La Primera Crónica / La Compañía Negra 1
Glen Cook
ISBN: 9788417460679
384 páginas
Rústica con solapas
18.95 €

«Antiguamente, nuestra unidad constaba únicamente de soldados negros, de ahí nuestro nombre. La lenta deriva hacia el norte ha resultado no solo en la disminución de nuestro número, sino también en un cambio en nuestro aspecto. Un Ojo es el único hombre negro que queda hoy en día».

«Somos la última de las Doce Auténticas Compañías. Hemos sobrevivido más de un siglo a las demás, pero temo que nos encontremos en nuestro ocaso. Siento que ésta puede ser la última misión. Una página de la historia está a punto de pasar, y una vez lo haga, las grandes hermandades guerreras quedarán destruidas y olvidadas».

Pero el soldado estaba equivocado…

Lejos de princesas elfas, príncipes prometidos, grandes palacios y mundos de ensueño, Glen Cook ha preferido un acercamiento más terrenal: un grupo de mercenarios envueltos en toda suerte de fregados, batallas, apuros y lances fantásticos para ganarse su honesto jornal teniendo como única herramienta el acero. Ellos serán nuestros ojos.

Gracias a Randon House se vuelve a editar La Compañía Negra en castellano, toda una noticia, dado que es el referente obvio de la dark fantasy que tan de moda está con autores como George R.R. Martin o Joe Abercrombie, por citar algunos. Pero Glen Cook, junto a Fritz Leiber, son los auténticos precursores del despertar del género y la Compañía Negra es, sin duda, una de las seres de fantasía más recomendables.

En este primer libro conocemos a los actuales miembros de la Compañía Negra, una compañía de mercenarios libres que sirven al Síndico de Berilo pero al que acabarán abandonando cuando un barco norteño arribe al puerto y convenzca al capitán de que el destino de la Compañía se encuentra en el Norte. Sólo cuando todos han embarcado con ese destino se darán cuenta de que han firmado para la Dama, encarnación del Mal, y sus Diez Tomados, seres de gran poder mágico que han subyugado a todo un continente.

La Primera Crónica está narrada, escrita como tal, por Matasanos, médico y cronista de la Compañía, que nos irá describiendo la primera campaña militar de la Compañía Negra al servicio de la Dama, algo más de un año, en una serie de exitosas maniobras que, a pesar de todo, no logran frenar el avance Rebelde.

Gracias al punto de vista del propio Matasanos iremos conociendo a cada uno de los miembros de la Compañía Negra, así como parte de su historia y ética, y también gracias a Matasanos sabremos de la Dama y del interés que ha despertado en ella el narrador de las Crónicas, así como los politiqueos que existen entre los Tomados y que afectan a todo el Imperio como también a la profecía de la Rosa Blanca que motiva toda la Rebelión a la que la Compañía planta cara.

El estilo de Glen Cook es directo, no se pierde en pasajes descriptivos, va al grano y resume diversos momentos de una extensa campaña de más de un año, así la acción transcurre sin pausa, de un evento a otro, “obligando” al lector a no descansar y no dejar La Primera Crónica hasta que se alcanza el final del libro (por decirlo de otra manera, me costó unas 8 horas leerme el libro entero y me tuve que contener para no leer Sombras Fluctuantes y La Rosa Blanca, segunda y tercera entrega de la Compañía Negra).

También hay que reconocer que la edición de Montena es impecable, con una portada chulísima que poco tiene que envidiar a las de Luis Royo, y el precio, muy económico para una edición a la que tan sólo le falta el cartoné para considerarla de lujo.

En definitiva, La Primera Crónica es el inicio del mito de la Compañía Negra, una de las mejores sagas de fantasía oscura del mercado.