linea_separadora

La mujer pantera” fue una de las primeras películas de la RKO de la llamada ‘serie B’, películas de bajo presupuesto, de rodaje breve y metraje corto que acompañaban a las películas más destacadas en los pases dobles. A partir de 1935, las principales cadenas de cines habían adoptado este sistema de función doble, de dos películas al precio de una y las productoras crearon una doble linea de producción: las películas de serie A y las películas de serie B.

En el caso de la productora RKO, “La mujer pantera” (“Cat People“) fue el primer gran éxito de serie B, pues costó apenas 130.000 dólares y logró recaudar más de tres millones de dólares. Dirigida por Jacques Tourneur y protagonizada por Kent Smith, la actriz francesa de rasgos felinos Simone Simon, Jack Holt, Alan Napier, Jane Randolph, Elizabeth Dunne, Mary Halsey, y Tom Conway, la película nos contaba como Oliver Reed e Irena Dubrovna se conocen frente a la jaula de la pantera negra en el zoológico de Nueva York, se enamoran y acaban casándose. Durante la boda aparece una misteriosa mujer que afirma ser pariente de Irena y, a partir de ese momento, empieza a comportarse de forma extraña. Oliver pide ayuda psiquiátrica al doctor Judd y a su amiga Alice lo que hará que Irena empiece a sentir unos irrefrenables celos que complicarán aún más la situación e, incluso, hará que la vida de Alice peligre.

En el caso de la productora RKO, “La mujer pantera” inauguró un memorable ciclo de títulos fantásticos producidos por Val Lewton (“I walked with a zombie”, “The body snatcher”,…), que era quien estaba al frente de las películas de serie B en los que RKO puso mucho interés. Por ejemplo, de los 31 estrenos de RKO en 1944, veintidós tuvieron un presupuesto inferior al medio millón de dólares, y tan solo nueve costaron más de esa cantidad. Este modelo tenía poco riesgo económico, pero afectaba al prestigio de la marca, que quedaba señalada como responsable de títulos menores. Por otro lado las películas de serie B ofrecieron oportunidades de formación para nuevos directores como Robert Wise y Anthony Mann, que una vez demostradas sus habilidades podían saltar a la primera división.

Considerada un clásico del cine de terror, aunque asumiendo que el cine de miedo en 1942 no tiene nada que ver con lo que el género ofrece desde mediados de los años setenta y era mucho más sugerido e insinuado que evidente, “La mujer pantera” dio lugar a una segunda parte muy mediocre titulada “La venganza de la mujer pantera” (“The curse of Cat People“) dirigida por Günther von Fritsch y Robert Wise y, muchos años después, en 1981, un remake muy convencional y con menos capacidad de seducción dirigido por Paul Schrader, “El beso de la pantera“, con la bellísima Nastassja Kinski en el papel principal.

linea_separadora