Hace ya un tiempo que vengo hablando de los libros publicados por Ediciones Salamandra, editorial que cuenta entre su fondo editorial con los libros de Harry Potter, pero que está publicando algunos de los libros más interesantes de fantasía y ciencia-ficción de los últimos tiempos. “Jonathan Strange y el señor Norrell” es sin duda alguna uno de los mejores libros de fantasía, sino el mejor, publicado en 2005.
j.strange-imprimir_300_dpiEl esmerado trabajo de Susanna Clarke al escribir Jonathan Strange y el señor Norrell ha conseguido algo que parecía imposible, que la propia publicidad de la editorial no haga justicia al EXCELENTE trabajo de la autora, es decir, el libro está mucho mejor de lo que la propia editorial nos indica, lo cual, lo sé, no suele ser la norma por la que se rigen en el marketing hoy en día, pero es tremendamente cierto en este libro.

La historia de la restauración de la magia en la Inglaterra de principios del siglo XIX de la mano de Jonathan Strange y de su maestro, el Señor Norrell, es un absoluto derroche de imaginación, recursos narrativos, ironía, humor y, fantasía, mucha fantasía, eso sí, tanta información puede resultarnos un poco pesada (yo lo adoré desde el principio al final, pero estoy un poco loco) así que os aviso de que Jonathan Strange y el señor Norrell no es, precisamente, una lectura ligera, por muy recomendable que sea.

El principal punto de interés de la trama es la relación de los dos primeros magos de Inglaterra en más de 300 años, desde la desaparición del Rey Cuervo, y cómo, poco a poco, se las apañan para traer la magia de vuelta… y algo más.

Recuerdo haber leído que Clarke estuvo trabajando en este libro durante años, la verdad, no me extraña. Describir con la minuciosidad con la que la autora describe la historia, mitología, de la magia inglesa (totalmente inventada) desde el comienzo del cristianismo se antoja ya como una tarea dantesca, pero hacerlo principalmente a través de notas al pie de la página me parece una idea sensacional. El derroche de originalidad que Susanna Clarke demuestra en esas notas al pie del texto principal me parece algo comparable al trabajo de Alan Moore en Watchmen.

jonathan-strangeTenía pensado comenzar la reseña diciendo que este es un libro que perfectamente podría estar firmado por Neil Gaiman, pero creo que en realidad debería decir que Neil Gaiman le daría envidia no ser el autor de este libro, y a muchos otros autores. Y es que aunque él es el referente en cuanto a los libros, y tebeos, sobre seres faéricos, este libro… este libro podría haber estado firmado por él.

El retrato de la sociedad inglesa, de su desprecio a otras nacionalidades, la fina ironía inglesa, la nueva magia que describe, las leyendas sobre magia, la fábula de los distintos magos ingleses, la presencia del Rey Cuervo durante el libro (para mi auténtico protagonista del libro), etc demuestran lo genial de este libro.

Desde su publicación Jonathan Strange y el señor Norrell no ha dejado de recibir premios y alabanzas, tanto de la crítica como del público en general y puedo decir, sin rubor alguno, que es uno de los mejores libros que he leído NUNCA. De hecho al poco de su publicación Clarke vendió los derechos de adaptación a la gran pantalla y aunque el proyecto fracasó eso nos permitió esperar hasta que en mayo de 2015 la BBC emitió una miniserie de 7 capítulos (1 hora cada capítulo) en el que se adaptaba el libro. Espero que esto sirva de acicate a la autora para que acabe de escribir ese libro que continuaría lo visto Jonathan Strange y el señor Norrell aunque sea, como ella dijo, centrandose en personajes secundarios como John Secundus. Esperemos que se encuentre completamente recuperada de la enfermedad que padeció años atrás y esté consagrada a escribir nuevas aventuras que nos permiten soñar con la magia en un mundo tan similar al nuestro.

No os lo perdáis, no esperéis a la película serie de televisión, leedlo, ya. Y aprovechaos de que el 14 de enero Salamandra publica una nueva versión, muy económica (15 €) con motivo de la adaptación a la TV.