Hay cosas que están bien y cosas que no están bien. Que el gurú del cine ‘slasherJohn Carpenter escriba una historia acerca del Joker para DC Comics está muy bien. Que ECC Ediciones publique está historia en castellano está también muy bien. Pero que la edición de ECC tenga la mitad del tomo dedicada a material extra de relleno no está bien.

Salir una noche con el Joker no puede ser bueno para nadie… ¡y menos para un enfermo mental recién fugado del Asilo Arkham! Es el caso del peculiar coprotagonista de esta historia, que asistirá al desfile de locura que supone acompañar al Príncipe del Crimen en un viaje alucinante por Gotham City, incluyendo choques con el Rey de los Condimentos y la Encantadora. Pero cuando ese viaje empieza a ser un reto de vida o muerte, alguien tendrá que intervenir… aunque no sea quien nadie espera.

El director John Carpenter es uno de los grandes referentes del cine de terror, sobre todo a raíz de haber filmado la transcendental «La noche de Halloween» en el año 1978, una película que cambió el subgénero protagonizado por asesinos en serie y marcó el camino a seguir por toda una generación de cineastas. En general John Carpenter siempre ha sido un outsider que se ha movido con comodidad en los subgéneros y con presupuestos cortos, que le permitían tener un mayor control sobre la producción dar forma a aquello que deseaba sin la injerencia de los estudios : «La niebla«, «La cosa«, «Golpe en la pequeña China«, «Están vivos«, «1997: Rescate en Nueva York«,… Y si era posible, con su actor fetiche Kurt Russell como protagonista.

Tal y como explica Borja Crespo en el prólogo del «John Carpenter’s Joker» publicado por ECC Ediciones en febrero del 2021, el venerable John Carpenter hace algunos años que se ha retirado de la primera línea para tomar posiciones más de retaguardia, dedicado a aquello que le gusta sin el desgaste de levantar una película al estilo ‘John Carpenter’, exprimiendo los escasos recursos de los que disponía para sacar adelante sus proyectos. Hoy lo podemos encontrar dando conciertos, como productor ejecutivo y asesor creativo de los recientes reboots de «Halloween«, promoviendo los cómics de ciencia-ficción que publica su esposa Sandy King o, como es el caso, escribiendo una historia corta acerca del Joker junto a Anthony Burch, dibujada por Philip Tan, para el «Year of the Villain» y el ochenta cumpleaños del personaje.

Escribir acerca del Joker no es fácil, pues hay tantos Jokers como autores que han escrito acerca de este lunático. El archienemigo más icónico de Batman, un sádico, un asesino, un psicópata y un terrorista, tan despreciable como astuto, ha ido cambiando con el paso de los años, adaptando su locura a los tiempos que corrían en cada momento. Y el Joker de John Carpenter es uno de los más terroríficos que han pisado nunca las páginas de un cómic. No es como el primer Joker, creado por Jerry Robinson, Bill Finger y Bob Kane en los años cuarenta, un bufón vestido de colores que se enfrentaba al orden establecido, destructor de los valores de la sociedad norteamericana de la posguerra, ni el Joker de este siglo XXI que es un icono del anarquismo, de la destrucción del sistema establecido y personificación del caos, como lo retrató Christopher Nolan, interpretado por Heath Ledger, en la película «El Caballero Oscuro«. Ni tampoco es ese pobre tipo aquejado por severos problemas psiquiátricos y víctima de la indiferencia de la sociedad ante la enfermedad mental del Joker de la película de Todd Philips. El Joker de John Carpenter es más como el de los años ochenta, un maníaco homicida, imprevisible y peligroso como los Jokers de «La Broma Asesina» de Alan Moore y Brian Bolland o el «Asilo Arkham» de Grant Morrison y Dave McKean. Una locura sin control ni medida, que asesina por placer y sin el menor remordimiento. Con este Joker John Carpenter se siente como pez en el agua.

En «John Carpenter’s Joker» Carpenter y Burch nos cuentan como el Payaso del Crimen se escapa de Arkham una vez más, acompañado en esta ocasión por un pobre y anónimo enfermo mental llamado ‘El Seis de Corazones’ que le acompañará como narrador, espectador, colaborador inconsciente y secuaz a su pesar en su orgía de maldad por las calles de Gotham City. Enfundado en un disfraz de Batman, el payaso de pelo verde dará rienda suelta a sus siniestras fantasías como un Mike Myers cualquiera, el psycho killer más emblemático de John Carpenter, justificando su desbocado periplo por las calles de la ciudad gótica mediante unos diálogos que cortan como un bisturí, tan precisos como afilados.

Pese a todas las bondades que podamos explicar acerca de «John Carpenter’s Joker«, publicado originalmente como el one-shot «Joker: Year of the Villain» en octubre de 2019, hay una inevitable crítica a la edición de ECC, puesto que el tomo editado en cartoné de 72 páginas tiene la mitad, ¡la mitad!, de sus páginas con material adicional de relleno: portadas, portadas y más portadas de diferentes dibujantes (Stuart Sayger, Gabrielle Dell’Otto, Simone Bianchi, Ryan Kincaid, Mike Mayhew, Alex Garner, Jock, Jeehuyng Lee, Francesco Mattina, Doug Mahnke, Kendrick Lim, Brian Bolland, Clayton Crain, Lucio Parrillo, Booslogic, Ryan Brown, Philip Tan, Kaare Andrews y Jason Fabok) dedicadas al Príncipe Payaso del Crimen. Que nosotros no tenemos ningún problema con los extras, y de hecho los agradecemos en muchas ocasiones, pero en esta ocasión nos parece algo forzado e innecesario. Podríamos llegar a decir que tiene incluso un poco de trampa porqué el comprador se abalanza sobre el tomo por el nombre de John Carpenter en la portada y, tras llegar a la mitad del cómic, descubrirá que lo que le queda por delante ya no es obra del legendario director de cine.

John Carpenter’s Joker.
Guión: Anthony Burch y John Carpenter
Dibujo: Philip Tan
Edición original: «Joker: Year of the Villain» núm. 1
Fecha de publicación: Febrero de 2021
ISBN: 978-84-18569-03-6
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 72
Precio: 12,95 euros