Corría el mes de julio del año 2016 y saltó la noticia: Tony Stark iba a ceder su armadura a una mujer, a una adolescente negra para más detalles. El titular, tal cual, era rompedor y moderno, y llenó artículos de periódicos de todo el mundo sobre el empoderamiento de la mujer en medios habitualmente masculinizados y, a su vez, desató las iras de trolls sexistas, casi siempre hombres blancos de mediana edad. Riri Williams, ese era su nombre, sumaba un nuevo personaje a la joven generación de héroes de La Casa de las Ideas como Miles Morales (el nuevo Spider-Man), Amadeus Cho (el nuevo Hulk), Kamala Khan (la nueva Ms. Marvel) y Jane Foster (el nuevo Thor), que estában reemplazado a los clásicos personajes bajo la máscara como Peter Parker, Donald Blake o Bruce Banner.

A Riri Williams no le gusta ir poco a poco. Ni cuando saltó directa a la acción, tras completar su primer traje de Iron Man casero, ni tampoco ahora, con su nueva y brillante armadura propia, y nuevo nombre a juego: Ironheart. La heroína de Chicago vive dividida entre su añorada independencia en su ciudad natal y sus obligaciones en el MIT, y se encontrará nuevos gajes del oficio en ambos frentes. Secuestros, conspiraciones, un imparable y enigmático enemigo… Por suerte, Riri tiene una voluntad férrea, un corazón de hierro… ¡y una nueva Inteligencia Artificial para guardarle las espaldas!

Los cómics de superhéroes han sido, durante muchos años, un reducto masculino y masculinizado. Los autores y los personajes eran hombres, y la mayoría de los lectores también, pero la balanza ha empezado a inclinarse. Levemente, poco a poco, pero de forma imparable. No se publican tantos títulos como sería deseable, y las autoras son pocas y no se visibilizan, pero cada vez hay más. El camino tampoco ha sido fácil, pues los personajes femeninos empezando asumiendo papeles secundarios, meras comparsas o intereses románticos, amantes y compañeras, y, cuando conseguían una posición más central, tenían que enfrentarse a la hipersexualización o los roles establecidos, la abundancia de estereotipos machistas y los clichés. Pero ahora los vientos han cambiado, y las mujeres han tomado las riendas de su destino. Una ola imparable exige un cambio, pues sobran los motivos para que el mundo deje de girar en la dirección que marcan los hombres y lo haga en la del feminismo. Y en los cómics de superhéroes de Marvel Comics han aterrizado, para no marcharse, la Capitana Marvel, Hulka, Laura Kinney, Jane Foster como portadora del Mjolnir, Kamala Khan, Spider-Gwen, Riri Williams,… Mujeres poderosas, independientes, descaradas, valientes, femeninas y feministas. La apuesta de La Casa de las Ideas por la diversificación de los personajes, en raza, género, orientación sexual o religión, es un hecho en el siglo XXI a pesar de los compradores habituales de cómics y su reticencia al cambio.

Riri Williams es Ironheart, un personaje creado por el guionista Brian Michael Bendis para la cabecera de «El Invencible Iron Man«, una adolescente afroamericana de la ciudad de Chicago, que estudiaba en el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), una superdotada capaz de fabricar una armadura como la de Iron Man en su propio dormitorio. Esta hazaña llamaba la atención del multimillonario Tony Stark y la historia terminaba con la chica enfundada en la mítica armadura de hierro de uno de los fundadores de los Vengadores originales. Pero, claro, el problema es obvio: ¿Iron Man,… y Iron Woman? ¿O Iron Maiden? ¿O Iron Girl? Era evidente que era necesario cambiar el nombre con el que iba a ser conocida Riri Williams, más aún cuando estamos vivendo una época muy convulsa y espinosa sobre los asuntos relativos al machismo, y la solución de Marvel Comics consistió en rebautizar la nueva heroína como Ironheart. Una buena elección, aunque no se ha librado de las críticas que asocian el corazón con la sensibilidad, la ternura y la feminidad.

Riri Williams es a Iron Man lo que Miles Morales es a Spider-man, lo que Jane Foster es a Thor, lo que Shuri es a Black Panther, lo que Amadeus Cho es a Hulk, o lo que los Jóvenes Vengadores son a los Vengadores: un relevo necesario, una renovación que se pedía a gritos, los sucesores de los héroes de toda la vida para una nueva generación. Y el reto no es nada fácil, pues los guionistas y los dibujantes deben seducir a los nuevos lectores e intentar mantener a los de toda la vida. En el caso concreto de Ironheart, Marvel Comics puso el reto en las manos de la galardonada escritora y poetisa Eve L. Ewing, debutante en estos asuntos del cómic, y los artistas Kevin Libranda y Luciano Vecchio y la cosa ha salido bastante bien, tal y como se puede comprobar en las páginas del primer volumen, «Ironheart #1: Aquellos que sean valientes«, que recopila los seis primeros números de la cabecera «Riri Williams: Ironheart«, publicados originalmente entre noviembre del 2018 y mayo del 2019, que nos cuenta como Riri Williams vuela en solitario, lejos de la sombra del vengador dorado. Vive en la Windy City de Chicago, como su guionista, con su madre, ha perdido a familiares cercanos y amigos por la violencia armada, y estudia en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachussetts. La joven está atrapada entre su necesidad de independencia, propia de una adolescente rebelde, y sus obligaciones en el MIT y, en ese contexto, una crisis internacional y el secuestro de una vieja amiga le obligará a tomar decisiones radicales. Por fortuna contará con una nueva inteligencia artificial en su armadura para superar todos los retos que se le presenten.

Es cierto que Riri no es la primera mujer en llevar una armadura de Iron Man, pero sí que es la primera adolescente afroamericana en usar la tecnología del Hombre de Hierro, y, sobre todo, es la primera que ha diseñado su propia armadura. ¡Más todavía! Ironheart ha sido creada para adaptarse al gusto del público ‘young adult‘. A los adolescentes, vamos. Y es una muestra más de la apuesta de Marvel por la diversidad en los cómics. Pero Riri es mucho más: es un modelo para las jóvenes lectoras. La mitad del planeta que es tratada como ciudadana de segunda exige a la otra mitad, que vive en el privilegio del poder perpetuador del machismo, la igualdad y Riri Williams, como Wonder Woman o la Capitana Marvel, es una referencia que puede inspirar a toda una nueva generación de adolescentes para luchas por sus derechos y para cambiar un mundo que necesita ser transformado a su imagen y semejanza.

Ironheart #1: Aquellos que sean valientes.
Dibujo: Geoffo Vecchio, Luciano Vecchio y Kevin Libranda
Guión: Eve L. Ewing
Colección: Héroes Marvel
Edición original: «Riri Williams: Ironheart» núms. 1 a 6
Fecha de publicación: Agosto de 2019
ISBN: 9788413340562
Formato: 17x26cm. Tapa blanda. Color.
Páginas: 144
Precio: 14,50 euros