Zangol nos ofrece su reseña del séptimo libro de la saga escrita por Rowling Harry Potter y las reliquias de la muerte

 

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/libros/harry_potter_7.jpg” porque contiene errores.“Harry Potter y las reliquias de la muerte” (J. K. Rowling, 2007)

Salamandra. 2008.
Título original: Harry Potter and the Deathly Hallows.
Traducción: Gemma Rovira Ortega.
636 páginas.

Imagen activa

Pocas veces un libro se ha esperado tanto como la conclusión de la saga de Harry Potter (el libro batió records de ventas en sus dos primeros días) y pocas veces una escritora habrá tenido tanta presión para cumplir con lo que millones de fans esperaban de ella y creo que esas no son las mejores condiciones para trabajar y eso se nota en el resultado.

La última novela es un libro que se lee con la inercia de haber leído los anteriores, con el interés que se tiene por querer saber, por conocer el desenlace y así se van devorando páginas y páginas con el mero deseo de descubrir cuál es el destino de los personajes, pero si uno es sincero consigo mismo esta novela defrauda porque ni resulta tan sorprendente, ni tan entretenida como debería porque, de nuevo, como sucedía con el quinto libro sobran páginas y falta síntesis y además parece que Rowling la ha resuelto presionada por las expectativas y dejándose llevar por el recurso fácil de los giros imprevistos que tanto le gustan, pero sin “atar” todo tan bien como lo había hecho en alguna ocasión anterior (y me refiero sobretodo a “El prisionero de Azkabán”).

A esta última novela le falta equilibrio interno, le sobran páginas al principio y le faltan al final para explicar mejor algunos detalles, pero es que Rowling ha sido víctima de su propio universo y del impacto social que éste ha creado porque le han faltado páginas para “cerrarlo” todo como debiera y para mantener todos los platos girando en su pista central hasta el final y algunos se le han caído. O quizás ha querido que la conclusión fuera ésta, consciente de que la gallina de los huevos de oro aún puede dar muchos más huevos. Por lo que a mí respecto creo que quedan muchos hilos sueltos y el más evidente tiene que ver con las reliquias de la muerte que pueden convertirse fácilmente en conclusión y génesis, ya veremos.

Lo mejor de la saga es que uno la concluye y queda con ganas de más, pero sobretodo porque lo más destacado que ha conseguido Rowling lo perdemos para siempre una vez acabamos de leer la última línea, o quizás no, que ya se verá y yo soy de los que piensa que esto no ha acabado. A lo que me refiero es que pocas veces hemos penetrado en un universo tan fascinante como el de Harry Potter y a la postre personajes como Harry, Ron, Hermione y tantos otros se nos hacen tan  próximos y tan nuestros a costa de tenerlos tantas horas con nosotros que dejar de leer sobre ellos es perderlos de algún modo.

Sinopsis de la editorial: La fecha crucial se acerca. Cuando cumpla diecisiete años, Harry perderá el encantamiento protector que lo mantiene a salvo. El anunciado enfrentamiento a muerte con Lord Voldemort es inminente, y la casi imposible misión de encontrar y destruir los restantes Horrocruxes más urgente que nunca. Ha llegado la hora final, el momento de tomar las decisiones más difíciles. Harry debe abandonar la calidez y seguridad de La Madriguera para seguir sin miedo ni vacilaciones el inexorable sendero trazado para él. Consciente de lo mucho que está en juego, sólo dentro de sí mismo encontrará la fuerza necesaria que lo impulse en la vertiginosa carrera para enfrentarse con su destino.