El actor Paul Walker, protagonista de la saga de acción «Fast & Furious» de carreras de coches clandestinas y que estaba en pleno rodaje de la séptima entrega, ha fallecido a los 40 años en un accidente de coche ocurrido en California.