linea_separadora

Los Guardianes de la Galaxia que todo el mundo conoce hoy, gracias a las dos películas de James Gunn y su participación en las películas de los Vengadores, tienen su semilla en la mítica etapa de la cabecera de Marvel Comics con Dan Abnett y Andy Lanning al frente, veinticinco entregas increibles que dieron continuidad a los hechos narrados en «Aniquilación«, uno de los mejores eventos de la historia de La Casa de las Ideas.
Corría el año 2006, y mientras los héroes de la Tierra se hundían en una Guerra Civil fratricida, los héroes galácticos vieron su universo cósmico atizado, vapuleado, golpeado y destrozado hasta los cimientos. Los unos luchaban por sus derechos legales y los otros, por la supervivencia del universo entero. Entre las cenizas de «Aniquilación» y «Aniquilación: Conquista«, la épica guerra contra Annihilus, y el enfrentamiento contra el virus tecno-orgánico de la Falange y Ultrón, quedaron los conflictos en carne viva, las heridas sin cerrar, las alianzas imposibles, muchos héroes muertos, imperios caídos, civilizaciones colapsadas y mundos en ruinas.
En este desolador contexto Dan Abnett y Andy Lanning formaron un nuevo equipo a partir de personajes sin conexión ni relación entre ellos, personajes secundarios y olvidados creados por autores distintos en momentos diferentes, con una alineación inicial formada por Star-Lord, Rocket Raccoon, Quasar (en la versión Phyla Vell), Adam Warlock, Mantis (en tareas de apoyo), Gamora, Drax el Destructor y Groot. Este ecléctico y disfuncional equipo de secundarios del universo galáctico de Marvel tomaron el nombre de los Guardianes de la Galaxia originales, del año 1969, para anticipar y afrontar otras nuevas amenazas cósmicas que pudiesen amenazar la paz de la galaxia tras los catastróficos acontecimientos de Aniquilación. ¡¡Llega el nuevo supergrupo de Marvel dedicado a proteger el cosmos!!
Enfrentados a la fundamentalista Iglesia de la Verdad Universal, a los skrulls y los badoon, asumiendo su rol como primera fuerza de choque para hacer frente a los estragos de las fallas y fisuras en el espacio-tiempo que escupen a nuestro universo monstruos de otras dimensiones, apoyados por un perro cosmonauta soviético parlante, con su centro de operaciones ubicado en la cabeza de un Celestial que flota por el espacio, llamada Sapiencial, en una mezcla cargada de humor, space-opera y aventuras, ritmo desenfrenado y batallas épicas, alienígenas de toda índole, muertes y resurrecciones, Esferas de Dyson, guiños a los clásicos de la ciencia-ficción,… esta etapa de los «Guardianes de la Galaxia«, que contó con los dibujos de los excelentes Paul Pelletier y Brad Walker, merecen periódicas reediciones para poner en valor y redescubrir cada poco tiempo una de las mejores series regulares de la última década.

linea_separadora