linea_separadora

La filmografía de Robert Redford es prolífica y además, a diferencia de muchos otros actores con muchas películas a sus espaldas, puede presumir de haberse equivocado poco en la elección de los proyectos y de haber participado durante su extensa carrera en un montón de grandes películas que se han convertido en clásicos del séptimo arte: «Dos hombres y un destino«, «Descalzos por el parque«, «Los tres días del cóndor«, «Todos los hombres del presidente«, «El golpe«, «El gran Gatsby«, «Memorias de África«,… y «El mejor«, la adaptación de la novela «The Natural» de Bernard Maladoud. Dirigida por Barry Levinson, su segunda película tras el fracaso de su debut «Diner«, Redford encarna a un veterano jugador de béisbol (¡ficticio!), Roy Hobbs, con un pasado desgraciado, que ficha por un equipo de béisbol que no está en su mejor momento. Además, Hobbs ha llegado al equipo sin el consentimiento del entrenador y éste, en represalia, no le permite participar ni en los entrenamientos. Para sorpresa de todos, el bateador triunfará en los Knights de New York y los lleva a conquistar el título del año 1939. Lamentablemente esa victoria no es el final de la historia, y para Hobbs la felicidad será temporal: no podrá volver a jugar y los Knights serán barridos por los Yankees en las Series Mundiales.

Protagonizada por Robert Redford que volvía a la gran pantalla tras unos años de retiro voluntario, Glenn Close, Robert Duvall, Kim Basinger, Wilford Brimley, Barbara Hershey, Robert Prosky, Richard Farnsworth, Joe Don Baker y Michael Madsen, entre otros, «El mejor» es una bella historia de superación ambientada en el mundo del deporte más popular de los EE.UU. (o al menos eso dicen los aficionados al beisbol, pero también dicen lo mismo los del baloncesto, los del football y los del hockey hielo), con un punto de mitificación del héroe (el bate de béisbol labrado con la madera del árbol partido por un rayo caído del cielo) al más puro estilo del príncipe impoluto de un cuento de hadas. Los números del jugador ficticio Roy Hobbs de la temporada 1939 fueron los siguientes: G 115, AB 400, R 92, H 140, HR 44, RBI 106, BB 75, SO 85, BA .350, OBP .447, SLG .750 y OPS 1.19. Al parecer, para quien no sepa de beisbol, son unas cifras extraordinárias.

Nominada a cuatro Oscars (a la mejor actriz de reparto para Glenn Close, a la mejor fotografía de Caleb Deschanel, a la mejor banda sonora firmada por Randy Newman y al mejor diseño de producción), se volvió a casa con las manos vacías aunque ha quedado para la historia la escena final, mientras las chispas de los focos del estadio que han saltado por los aires a causa del home-run de Hobbs sirven de fuegos artificiales para celebrar la victoria de los Knights.

linea_separadora