Voy a decirlo desde el principio para que quede claro: «El Imperio Mecha Samurai» es mejor aún que Estados Unidos de Japón. Esta segunda novela de Peter Tieryas sorprende al ofrecer al lector exactamente lo que todos estábamos buscando, y eso es espectaculares peleas de mechas.

El Imperio Mecha Samurai
Estados Unidos de Japón 2
Peter Tieryas
Nova
ISBN: 9788417347413
620 páginas
Rústica con solapas
22.90 €

Alemania y Japón han ganado la Segunda Guerra Mundial y controlan Estados Unidos. Makoto Fujimoto es un joven con un sueño: convertirse en piloto de mecha.

Mac creció en la zona de California, que es ahora parte de Estados Unidos de Japón desde que este último y Alemania y Japón vencieron en la contienda. Mac está enganchado a los juegos porticales, estudia a duras penas para el examen imperial y sueña con ser piloto de mecha. Solo hay un problema: sus pésimas notas. De modo que su única esperanza es aprobar el examen militar y entrar en el prestigioso programa de adiestramiento de pilotos de mecha de la Academia Militar de Berkeley.

Sin embargo, las crecientes tensiones entre Estados Unidos de Japón y la Alemania nazi harán que Mac tenga que acabar luchando por su vida…

Aproximadamente hace un año desde la publicación de Estados Unidos de Japón, de Peter Tieryas, cuando llega a nuestras manos El Imperio Mecha Samurai, segunda entrega de esta ¿trilogía? con la que Tieryas no sólo ha revisitado The man on the high castle (relato de Philip K. Dick de gran actualidad por la serie de TV de Amazon Prime) sino que ha construido una historia nueva. Dejadme decirlo claramente: El Imperio Mecha Samurai es una novela independiente, no es necesario leer Estados Unidos del Japón para disfrutar de este libro, aunque sí será necesario leer Imperio Mecha Samurai cuando Tieryas publique la tercera novela ambientada en los Estados Unidos de Japón, Sons of War.

De momento todo comienza como una típica novela de aventuras con nuestro héroe, Mac, intentando ser un piloto de mechas, aunque al no conseguirlo se contentará con intentar ser piloto de cangrejo, un tipo de mecha civil que patrulla la Zona Silenciosa que separa a nazis y japoneses en Norteamérica.

En esta ocasión el escritor estadounidense, de ascendencia asiática, nos presenta una novela llena de testosterona, de “mechas” (se pronuncia “mekas”) que se enfrentan entre ellos y contra biomechas gigantes nazis. ¿A qué os recuerda a esos animes alucinantes como Neon Genesis Evangelion? Pues no os equivocáis, por ahí irá la trama de acción de El Imperio Mecha Samurai en el que la inestable paz entre los nazis y los Estados Unidos de Japón está a punto de saltar por los aires cuando los nazis ceden un biomecha a los George Washington de la Zona Silenciosa (territorio neutral ocupado por fanáticos de los Estados Unidos de América, la resistencia) que arrasa con la unidad de Mac y que, oportunamente, lo llevará a la academia de pilotos de mechas tras su gran actuación en este ataque.

Aunque El Imperio Mecha Samurai podría detenerse tan sólo en la acción Peter Tieryas se esfuerza porque entendamos ambos bandos, retratando a los nazis como lo peor del mundo (aunque por poco, los Estados Unidos del Japón no son precisamente ancianitas de la caridad), y demostrando que la guerra contra los nazis es prácticamente inevitable mientras que Mac va entrenando, mejorando y superándose a sí mismo en su objetivo de convertirse en piloto de mechas y manteniendo su amistad con Griselda, una enigmática alemana a la que conoce del Instituto y a la que prosigue viendo aún cuando sus superiores y amigos le aconsejan no mantener amistades con nazis.

El argumento con ese desarrollo rompeesquemas de la trama que tanto se agradece (Tieryas se cuida mucho de evitar topicazos) pero sobre todo esos enfrentamientos mechas que nos retraen mentalmente a las mejores escenas de anime y son los puntos fuertes de El Imperio Mecha Samurai, una novela vibrante y dinámica en la que el lector se vence, indudablemente, hacia el lado japonés apostando por sus mechas mecánicos frente a las monstruosidades nazis más próximas a las pesadillas que la II Guerra Mundial siguen despertando en el colectivo mundial. No es de extrañar que los japoneses, integrando su cultura en la yanqui, sean los “buenos” de la película, habida cuenta de las molestias que se ha tomado el escritor al fusionar ambas culturas.

“Estados Unidos de Japón” (Peter Tieryas, Nova)

La lectura de El Imperio Mecha Samurai es de esas que te puedes ventilar, tranquilamente además, en 24 horas non-stop de lectura, pero es que Mac y sus compañeros se meten en tu cabeza y ver cómo se resuelve el enfrentamiento final (sorprendente y anti-tópicos) llevan al lector de la mano desde la primera a la última página de un libro que Nova ha editado impecablemente.

Ahora nos queda esperar un nuevo año más hasta que Tieryas continúe la historia de los Estados Unidos de Japón con el recuerdo del buen sabor que nos ha dejado El Imperio Mecha Samurai.