La fantasía es uno de esos géneros literarios de los que no consigo huir, y La Rueda del Tiempo, es una saga colosal, y no sólo por su extensión, con la que me he vuelto a reencontrar recientemente desde su primer libro; Desde Dos Ríos.

 

https://www.via-news.es/images/stories/libros/altaya/desdedosrios.jpgHace ya unos “pocos” años, casi 10, desde que comencé a leer La Rueda del Tiempo y me convertí en un fan del trabajo de Robert Jordan. La verdad es que no es complicado, Jordan supo destilar la esencia del serial y de la fantasía para tenernos completamente enganchados a través de un total de 12 novelas (algunas muy extensas y que en España se fraccionaron en dos libros) donde los tópicos de la fantasía se dan la mano con los mejores cliffhangers, un trasfondo impresionante y toda una legión de personajes.

Desgraciadamente dejé de leer La Rueda del Tiempo por el décimo volumen de la primera edición española (por motivos sentimentales) y, hasta hace 4 días no decidí volver a leerla. Aproveché la excusa que me brindó Ediciones Altaya para conseguir todos los libros aparecidos hasta la fecha (11 de los 12 volúmenes, porque el 12 aparece en otoño de 2009, escrito por Brandon Sanderson sobre argumento de Robert Jordan). De momento tan sólo tengo los dos primeros volúmenes de una edición en cartoné que, siendo sinceros, vale cada céntimo de euro que pago por ella, aunque en algunos libros el tamaño de la letra sea tan pequeño.

Libro 1: LA RUEDA DEL TIEMPO. DESDE DOS RÍOS:
La rueda del Tiempo, la saga de fantasía más emblemática de todos los tiempos. La obra maestra de Robert Jordan.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4_5.gif

{xtypo_quote_left} El día en el que Lewes Teryn Telamr enloqueció y acabó con la orden de los hombres se profetizó que algún día el Dragón renacería y nos salvaría del Oscuro, para después enloquecer y destruir el mundo. {/xtypo_quote_left}
Ayer acabé de leer Desde Dos Ríos, el primer libro, y ya he comenzado la lectura de La Llaga, el segundo volumen. La lectura del primero me ha llevado dos días… a este paso voy a sufrir mucho hasta acabar la lectura de la saga.

¿Y qué tal el reencuentro con Rand, Mat, Perrin, Egwene…? Pues, la verdad, como si no hubiese pasado el tiempo. La trama de La Rueda del Tiempo (eras que se repiten cíclicamente y en las que el Dragón renace par enfrentarse al Oscuro) es un argumento prácticamente universal, la lucha del Bien contra el Mal, pero Jordan lo ha sabido “rebozar” con frescura, un trasfondo histórico y político que aguijonea la mente del lector y, cómo no, los retazos del primer amor que, cómo no, son parte esencial de la historia.

No sé, no acierto a explicar por qué funciona todo tan bien en La Rueda del Tiempo, pero es así, la mezcla de personajes, “magias”, historias…, todo se une para ofrecernos una de las sagas más interesantes del género.

Este primer volumen es tan sólo el aperitivo que Robert Jordan nos puso en la mesa, bocados de lo que estaba por venir, los Aiel, los Renegados, las Aes Sedai… simples retazos del mundo que ocultaba tras Desde Dos Ríos y que comenzará a mostrarnos a partir del segundo volumen, La Llaga. Eso sí, Jordan se asegura siempre de dejarnos sedientos y hambrientos de más bocados… y no nos falló, ya que antes de morir dictó su último libro, A Memory of Light, desde su lecho para no defraudar a los fans.

Bueno, no sé qué más deciros salvo recomendaros que “visitéis” Dos Ríos (se publicó este libro en formato bolsillo por tan sólo 1 euro) y, si os gusta, sigáis conociendo sus “parajes”. Yo, por mi parte, os dejo, ¡tengo que leer La Llaga!, ya os contaré cómo ha sido el viaje.