Tras haber revisado hace algunos días las novedades más recientes de Asmodée Ibérica seguimos buscando los mejores juegos para estas Navidades con un repaso a los últimos productos que ha publicado Homoludicus: Ubongo Mini y Coyote.

image1Durante los últimos tres meses la compañía Homoludicus ha publicado numerosos juegos de mesa, que han merecido nuestra atención. No estamos hablando de un volumen de producción tan elevado como el de Edge Entertainment, ni de un prestigio labrado con los años como el de Devir, pero merece la pena destacar el esfuerzo de esta pequeña empresa del entretenimiento que, empezando con una humilde tienda de juegos del mismo nombre en la ciudad de Granollers, cerca de Barcelona, y una tienda online llamada laPCra, dieron el arriesgado paso a la publicación de juegos. En plena crisis, cuando la mayoría prefieren quejarse, lamentarse o autocompadecerse, pensamos que merece la pena señalar a los valientes, a los trabajadores y a los emprendedores que creen en sus ideas y luchan por ellas contra viento y marea. En Homoludicus empezaron con producción propia, con “Café Race” de Fran Garea o “Tobynstein” de Josep Allué, y el tiempo les ha permitido dar un paso más allá. Confiamos en que el futuro les será propicio. Lo merecen.

Ubongo Mini.
“Ubongo Mini” es la edición de bolsillo del juego del mismo nombre de Grzegorz Rejchtman, ilustrado por Nicolas Neubauer. En formato mini, con nuevos puzzles y con dos niveles de dificultad para hacerlo más divertido para principiantes y expertos. Rápido y sencillo. Rápido porque todos los jugadores juegan de forma simultánea, sencillo porque se explica en unas pocas frases. ¿Quién encontrará primero sus fichas y cubrirá con ellas la figura de su carta?
“Ubongo mini” incluye 32 cartas por ambas caras y 28 fichas (siete fichas rojas, siete fichas azules, siete fichas verdes y siete fichas amarillas).

Coyote.
“Coyote” es un juego de Spartaco Albertarelli que ya había llegado a nuestras tiendas, con el nombre de “Pow-wow”.
En este “Coyote” de Homoludicus, ilustrado por Chiara Vercesi, las risas estan aseguradas. Los participantes se meten en el papel de indios y deben ponerse una cinta en la cabeza con una “pluma” numerada. El objetivo es adivinar la suma de los valores de todas las “plumas”, ¡sin conocer el valor de la tuya! Se puede ganar diciendo la cifra exacta, pero la mayoría de veces con un farol es suficiente. En cualquier caso, quien falle será todo un coyote. ¿Precio? 20 euros.

Más información en www.homoludicus.org