El musical de este año es «Burlesque«, en el que Christina Aguilera le da una lección a Britney Spears, Mariah Carey o incluso Madonna sobre como entrar en el mundo del cine con una película correctita, pero adecuada a tus posibilidades y para tu lucimiento. Yo diría que es un debut sencillito y acertado. ¿Se nota que me gusta la Aguilera?

**
Guión: Steven Antin.
País: EEUU.
Duración: 119 min.
Género: Drama, musical, romántica.
Interpretación: Cher (Tess), Christina Aguilera (Ali), Eric Dane (Marcus), Cam Gigandet (Jack), Julianne Hough (Georgia), Peter Gallagher (Vince), Alan Cumming (Alexis), Kristen Bell (Nikki), Stanley Tucci (Sean).
Producción: Donald De Line.
Música: Christophe Beck.
Fotografía: Bojan Bazelli.
Montaje: Virginia Katz.
Dirección artística: Chris Cornwell.
Vestuario: Michael Kaplan.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Estreno en USA: 24 Noviembre 2010.
Estreno en España: 17 Diciembre 2010. Apta para todos los públicos.

“Burlesque” representa un tipo de película del que me cuesta mucho opinar porque reconociendo que más que aportar cosas nuevas es un remedo de otros  musicales anteriores y reconociendo que el argumento es absolutamente previsible me entretiene y no me disgusta. Quizás sea porque siempre me ha gustado Cher o quizás porque siempre he sido pro-Christina Aguilera sobretodo si se trata de compararla con la pedorrísima de Britney Spears y mucho más siendo que ha cogido unos kilos que le sientan de maravilla y se ha puesto guapísima (lejos queda aquella chica esquelética y esmirriada que cantaba en el vídeo de “Lady marmalade” para “Moulin rouge”) o quizás sea porque los números musicales son resultones, sobretodo cuando la Aguilera se arranca con su chorro de voz que, reconozcámoslo, es potente como pocos.

Escuché en “Días de cine” que el director, Steve Antin, a quien no tenía el gusto de conocer aunque sé que ha hecho televisión, reconocía muchas influencias y entre ellas citaba musicales clásicos como los de Bubsy Berkeley o Vicent Minelli. ¿¿¿??? No sé, mucho decir es eso, pero es cierto que se pueden rastrear en “Burlesque” multitud de referencias: comienza que recuerda a “Showgirls” cuando Ali sale de su pueblo de la América profunda y se va a la gran ciudad para abrirse camino en el mundo del espectáculo; cuando entra en el local de Burlesque  y se topa con Alexis (Alan Cummings) uno enseguida recuerda a Joel Grey en “Cabaret” (pero, vamos, sin despreciarlo, que lo bordó en Broadway y eso que es sencillamente imposible mejorar aquella actuación); enseguida te acuerdas de “El bar coyote” cuando comprendes con quién se va a liar Ali (joer, suspense cero, lo sabes desde el mismo momento en que se acerca a la barra y siento el spoiler pero es que no desvelo nada, en serio); los números del escenario remiten a “Chicago” y los movimientos de cámara (a veces demasiado “nerviosa”, no termina de funcionar cuando hay diálogos) recuerdan a “Moulin rouge”. El caso es que tomando de aquí y de allá y con un argumento para todos los públicos, pero que gustará más a marchosos (me da que mucho más a “marchosas”), a incondicionales del musical y a seguidores de la Aguilera y Cher, se han montado los de la Summit el musical del año y no es moco de pavo, que desde “Moulin rouge” hay una cita anual con alguno y a veces con más pena que gloria (el año pasado fue “Nine”, más sofisticado sí, pero quizás más pesadito).

“Burlesque” es musical para la cultura popular, para público juvenil, una película para pasar el rato, un videoclip muy muy largo, de números musicales más vistosos que espectaculares porque lo único verdaderamente espectacular es la voz de Cristina Aguilera y de argumento facilón y poco trascendente, pero hasta este tipo de películas hay que saberlas hacer y el caso es que cumple, que da lo que promete y muchas veces no pedimos más como espectadores. Por lo que a mí respecta en concreto me gustó ligeramente más de lo que pensaba encontrar, así que fue una sorpresa agradable. No esperéis mucho y la disfrutaréis de igual modo.

Particularmente me quedo con la banda sonora (ya he dicho que me encanta la Aguilera y creo que es un debut cinematográfico muy digno para ella), con la elegancia de Cher, con la actuación de Stanley Tucci (este actor siempre está bien) y con lo bien que quedarán los números musicales como vídeos de fondo si se quiere montar un festorro. El argumento ya casi se me había olvidado, pero ¿qué más da? En estos casos no es lo más importante.