El mundo del diseño suele ignorar al mundo del cómic. Es un hecho que los objetos imaginados por los dibujantes de cómic no acaban saltando al mundo real por muy útiles y originales que sean. Como mucho, y como excepción, la máscara de Guy Fawkes de “V de Vendetta” que se ha convertido en un símbolo para representar la lucha contra la opresión. El resto son simples guiños, juguetes y artilugios más divertidos que útiles. Como las sillas de “The Simpsons“.

Sí, una simple tontería del estudio tailandés 56th Studio para el proyecto Caricature Chairs, divertida y original, pero que no quedarían bien en ningún salón del mundo. Una serie de cuatro sillas inspiradas en los personajes de la serie “Los Simpson” de Matt Groening. Homer, Marge, Bart y Lisa,… pero no hay Maggie, ni sr. Burns, ni Moe, ni Flanders. Aún.

image1