La princesa prometida” es la película (de Rob Reiner) preferida de toda una generación y también es el libro (de William Goldman) favorito de muchos lectores afortunados que lo descubrieron en su infancia y lo reencontraron de nuevo cuando ya eran adultos. Es una obra que ha trascendido el tiempo, y ha pasado de generación en generación hasta convertirse en un clásico. La publicación de “Como desees“, un libro que rememora el rodaje de la película por parte de uno de sus protagonistas, es la ocasión perfecta para regresar a ese lugar mágico que reside en lo más profundo de nuestro corazón. Se llama nostalgia.

Cary Elwes, el actor que da vida a Westley en la adaptación a la gran pantalla de esta clásica historia, nos trae el maravilloso relato de las peripecias durante el rodaje de la película basada en la novela de William Goldman.
La princesa prometida lleva generaciones maravillando a jóvenes y mayores por igual gracias a su combinación perfecta de fantasía, humor e inteligencia. En este delicioso libro, Elwes recoge las anécdotas y divertidas desventuras protagonizadas por algunos de los miembros de su reparto, como Robin Wright, Mandy Patinkin, André el Gigante, Billy Crystal o Wallace Shawn, y comparte con el lector cómo vivieron todos los participantes la inolvidable experiencia de dar vida al mejor libro del mundo.
Acompañado por un prólogo de Rob Reiner, director de la película, Como desees hará las delicias de todos aquellos que disfrutaron y disfrutarán con este clásico del cine.

La novela de “La princesa prometida” (“The princess bride“) de William Goldman, igual que la película homónima de Rob Reiner, son joyas intemporales de la fantasía, y sus personajes protagonistas, desde el espadachín español Íñigo Montoya hasta el temible pirata Roberts, pasando por la adorable Buttercup, el siciliano Vizzini, el conde Rugen de seis dedos, el entrañable gigante Fezzik, el Milagroso Max o el malvado príncipe Humperdinck, son viejos amigos que nos acompañan desde la primera vez que vimos la película o leímos el libro, momento en el que nos conquistaron con sus aventuras.
La historia de “La princesa prometida“, como todo el mundo debe ya saber, nos contaba como la bella Buttercup juraba amor eterno a Westley, que partía en busca de fortuna y era asesinado por unos piratas. La triste doncella, obligada, se prometía al príncipe Humperdinck de Florin, un bellaco que había urdido un plan mezquino para asesinar a la bella princesa y acusar del crimen a un reino rival. El mejor esgrimista, el hombre más inteligente y el hombretón más fuerte del mundo eran contratados para raptar a Buttercup, pero un misterioso encapuchado se cruzaba en su camino y los retaba uno a uno en su propio terreno.

El añorado escritor William Goldman, ganador del Óscar en dos ocasiones, por los guiones de “Dos hombres y un destino” y “Todos los hombres del presidente“, fallecido en noviembre de 2018, reunió en su novela “La princesa prometida” todos los elementos clásicos de los grandes relatos ambientados en un mundo de fantasía medieval, de los mejores cuentos de los hermanos Grimm, Perrault o Andersen, imprimiéndoles su fino sentido del humor y construyendo unos personajes tan tópicos como emblemáticos, que representan a todos los héroes y villanos de nuestros cuentos de infancia y rinden un brillante homenaje a la novela de aventuras.

En 1987 la novela saltó a la gran pantalla en una producción dirigida por Rob Reiner y protagonizada por Robin Wright, Cary Elwes, Chris Sarandon, Mandy Patinkin, Wallace Shawn, Christopher Guest y André el Gigante, entre otros, con un rodaje plagado de anécdotas, curiosidades y sorpresas que el actor Cary Elwes, que interpretaba a Wesley y al pirata Roberts, nos desvela en un interesante libro titulado “Como desees“, escrito a cuatro manos junto a Joe Layden, y publicado en castellano por Ático de los Libros.

El libro de Elwes, a lo largo de más de doscientas sesenta páginas, repasa cronológicamente el emblemático rodaje, desde junio de 1986 hasta octubre de 2012, desde que fue elegido para interpretar al personaje protagonista en el casting hasta el reencuentro del reparto veinticinco años más tarde en el Lincoln Center, incluyendo sus recuerdos entrañables al respecto de algunos de los compañeros más destacados del rodaje (sobretodo Rob Reiner, Robin Wright y André el Gigante, a quienes cubre de alabanzas, sin olvidar a su rival del duelo con espadas Mandy Patinkin, el breve cameo del humorista Billy Crystal o la intensa presencia de William Goldman en las primeras semanas de rodaje), profundizando en detalles del rodaje tan desconocidos, hilarantes o sorprendentes como los intensos entrenamientos de esgrima junto a especialistas, la borrachera de André, el accidente de quad que le costó la rotura de un dedo del pie, el vestido de Robin Wright ardiendo en la escena del pantano, las personas pequeñas metidas dentro de los trajes de látex, goma y pelo falso de los RAG, los recurrentes ataques de risa en el plató, el pedo gigantesco de André el Gigante,… El mismísimo Rob Reiner, director de la película, se encarga del prólogo y todo el texto está salpicado de breves menciones a recuerdos de los otros actores de la película acerca de los hechos que narra Elwes.

El éxito de la película llegó tarde, extrañamente tarde, pues tal y como cuenta Elwes en este “Como desees: Historias inconcebibles del rodaje de La Princesa Prometida“, los responsables de márketing de 20th Century Fox no acertaron con la campaña de promoción y el resultado en taquilla fue pobre. Con el paso del tiempo, y su salida en formato doméstico, “La princesa prometida” sumó incondicionales y fervientes admiradores en todo el mundo hasta alcanzar, cuando ya nadie se lo esperaba, la etiqueta de “película de culto”.
La princesa prometida” es hoy una película que recuerdan con nostalgia quienes eran niños y adolescentes a finales de los años ochenta, y casi todos tenemos una frase guardada en la memoria que, cuando alguien la pronuncia, no podemos evitar sonreir: “Hola; mi nombre es Íñigo Montoya. Tu mataste a mi padre. Prepárate a morir“, “Como desees“, “La vida es dolor, alteza. Quien quiera que diga lo contrario intenta engañaros“, “La muerte no detiene al amor; lo único que puede hacer es demorarlo“,… Salidas todas ellas de la pluma de William Goldman, se han convertido en algunas de las citas más repetidas y reconocibles de la historia del cine, y muchos de nosotros las hemos memorizado y recitado a menudo con una sincera sonrisa en los labios.

Como desees.
Autor: Cary Elwes
Traducción: Luz Achával
Fecha de publicación: Noviembre de 2019
ISBN: 978-84-17743-17-8
Formato: 15x23cm. Rústica con solapas
Páginas: 264
Precio: 16,90 euros