El ser humano, desde tiempos inmemoriales, ha intentado adquirir conocimiento para, luego, almacenarlo, organizarlo, clasificarlo y ampliarlo hasta el infinito. A lo largo de la historia, en busca del compendio de los datos dispersos, el hombre ha redactado numerosos glosarios temáticos en su intento de ordenar o catalogar el conocimiento del mundo, desde las Onomásticas egipcias, pasando por el Timeo de Platón, las Etimologías de San Isidoro, las Enciclopedias de la Ilustración, encabezadas por la francesa de Denis Diderot o la Britannica, hasta la reciente Wikipedia en la red de redes. Suena extraño, pero “El Mundo de Hielo y Fuego” se rige por el mismo concepto.
image1Cualquier saga literaria de género fantástico que ha alcanzado un cierto grado de prestigio, de reconocimiento o de popularidad se acaba ganando el derecho de disponer de su enciclopedia particular, un volumen independiente que ofrece a los seguidores y lectores interesados en la ambientación información adicional sobre los personajes principales, sobre las razas, familias y linajes reales con detalles acerca de sus costumbres, sobre las bestias, monstruos y criaturas, y sobre los lugares significativos. Habitualmente estos libros son un profundo acercamiento al mundo y a la historia del lugar en cuestión, repletos de magníficas ilustraciones de todos los artistas que han contribuido a recrear este mundo mágico, con entradas organizadas por orden alfabético cubriendo las áreas temáticas principales, con mapas, tablas cronológicas y árboles genealógicos en los anexos. Así, tenemos guías enciclopédicas ilustradas de la Tierra Media de J.R.R. Tolkien, de los Reinos Olvidados de Ed Greenwood, del Oz de L. Frank Baum, del Valle del Viento Helado y la Infraoscuridad de R.A. Salvatore, de la Rueda del Tiempo de Robert Jordan (y Brandon Sanderson), del Mundodisco de Terry Pratchett, del Troy de Christophe Arleston, del Krynn de la “Dragonlance” de Weis y Hickman,… y seguimos esperando la de los Reinos del Norte imaginados por Andrezj Sapkowski para la saga “Geralt de Rivia”, del Temerant de la “Crónica del asesino de reyes” de Patrick Rothfuss o del mundo de “La primera ley” de Joe Abercrombie que ha utilizado también para “La mejor venganza” o “Tierras Rojas”. Al tiempo.
Todas estas vastas enciclopedias enriquecen los datos de las sagas literarias a las que hacen referencia, puesto que en la mayoría de los casos amplían la información disponible, describiendo con detalle términos ya conocidos, ordenándolos, y excepcionalmente incluyendo otros nuevos que aumentan la información sobre los personajes, lugares y sucesos.
Las cinco novelas publicadas hasta el momento de “Canción de Hielo y Fuego” (tituladas “Juego de Tronos”, “Choque de Reyes”, “Tormenta de Espadas”, “Festín de Cuervos” y “Danza de dragones”) además de las dos en desarrollo (“Vientos de Invierno” y “Un sueño de Primavera”), que narran la lucha por el poder de las casas nobles de los Siete Reinos son, sin duda, el mayor logro de la fantasía desde la aparición de “El Señor de los Anillos” de J.R.R. Tolkien. Su enorme calidad está avalada por la cantidad de premios que ha acaparado (y que seguirá acaparando): los premios Locus que han conseguido cada uno de los volúmenes aparecidos, premios Hugo, Fantasy Award, y varios premios de ámbito territorial, como nuestro premio Ignotus. La obra de George R.R. Martin amenaza incluso con desbancar a “El Señor de los Anillos” de su puesto consolidado de mejor obra fantástica de todos los tiempos (lo que constituye una evidente exageración, pero indica los extremos de entusiasmo a los que lleva esta obra). Todo un bestseller, pues, de crítica y ventas, que ha multiplicado por cien su popularidad a raíz del gran éxito de su adaptación como serie de televisión.
w01
w04
La enciclopedia ilustrada “El Mundo de Hielo y Fuego” (“The World of Ice & Fire The Untold History of Westeros and the Game of Thrones”) está dedicada al mundo en que ocurren las historias de la serie de novelas “Canción de Hielo y Fuego” (“A Song of Ice and Fire”) de George Raymond Richard Martin (Bayonne, Nueva Jersey, EE.UU., 20 de septiembre de 1948), conocido popularmente como George R.R. Martin, la saga literaria de éxito que edita en castellano Ediciones Gigamesh y que se ha popularizado por la serie de televisión de la cadena HBO, creada por David Benioff y D.B. Weiss, que a lo largo de sus cinco temporadas ha recibido una excelente acogida por parte de la crítica y el público en todo el mundo.
“El Mundo de Hielo y Fuego” es el volumen que documenta la historia jamás contada de Poniente, donde lector puede disfrutar de una visita ilustrada a los Siete Reinos y al mundo en guerra perpetua de “Canción de Hielo y Fuego”, desde la Era del Amanecer hasta la Edad de los Héroes, desde la llegada de los primeros hombres hasta el desembarco de Aegon el Conquistador, la Danza de los Dragones y la rebelión del rey Robert, escrita a seis manos entre el propio George R.R. Martin, Linda Antonsson y Elio M. García Jr., y acompañada de más de 170 ilustraciones originales. De George R.R. Martin no es necesario hacer ninguna presentación. No descubriremos aquí a este escritor y guionista norteamericano de literatura fantástica, ciencia-ficción y terror que ha alcanzado el reconocimiento internacional unánime por ser el autor “Canción de Hielo y Fuego” ni descubriremos tampoco su prolífica obra anterior, que incluye las numerosas novelas cortas y cuentos de ficción que escribió en los años setenta que fueron premiados con varios premios Hugo, Locus, World Fantasy y Nebula, la novela de ciencia-ficción “Muerte de la luz” (“Dying of the Light”) publicada en 1977 que le otorgó un cierto reconocimiento internacional, los guiones para las series de televisión “La Dimensión Desconocida” (“The Twilight Zone”) en 1986 y “La Bella y la Bestia” (“The Beauty and the Beast”) en 1987, las antologías “Wild Cards” o los relatos breves para la revista “Analog Science Fiction and Fact”. Pero para seguidores menos habituales de la saga es necesario explicar que Elio M. García es, quizás, la figura más reconocida de la comunidad de aficionados de “Canción de Hielo y Fuego” y que junto a su mujer, Linda Antonsson, fundaron Westeros.org en 1999, el mayor foro relacionado con la obra de George R.R. Martin y fuente de referencia esencial de todo lo relacionado con la genial creación del autor. Ellos dos son los coautores de este libro.
w03
w05
Publicada en castellano en mayo del 2015, de la mano de Ediciones Gigamesh, este voluminoso libro (23,37cm x 30,67cm.) destaca tanto por su contenido y por su aspecto, contradiciendo el popular refrán de no juzgar a un libro por su portada. Espectacular, ambicioso y abrumador son tres adjetivos para describir un tomazo editado con esmero y cariño, con profesionalidad y rigor, en papel de alto gramaje (300 gramos), con lomo cosido, maquetación exquisita, gran calidad de la impresión, a un precio inferior que la edición americana (los cuarenta y seis euros de una por los cincuenta dólares de la otra), y con una portada y una sobrecubierta realizadas por el ilustrador vallisoletano Enrique Corominas quien, desde el año 2002 se ha encargado de ilustrar la edición española de la saga “Canción de Hielo y Fuego” publicada por Ediciones Gigamesh. En palabras de Corominas, “el Trono de hierro recién forjado por el rey que está sentado en él, Aegon I, es el motivo de la sobrecubierta. Y ese mismo símbolo del poder y orden es el que aparece en la cubierta, siglos después, convertido en una ruina solitaria en un paisaje desolado.”
Existe también una edición especial, limitada a cien ejemplares, en tonos dorados, de este “El Mundo de Hielo y Fuego” que no se ha puesto a la venta sino que la editorial los ha ofrecido gratuitamente a seguidores y aficionados a través de distintos concursos y sorteos. Y otra, curiosa y muy divertida, en la que George R.R. Martin ocupa el lugar de Aegon I en el trono, con un dragón en el hombro, un cuervo en la mano y un huargo descansando en sus pies.
image3
Planteado como si hubiera sido creado por los Maestres de Poniente, la orden de eruditos, curanderos, consejeros de la nobleza y científicos entrenados en la Ciudadela, que lucen túnica gris y cadenas ceremoniales forjadas, y escrita en concreto por el Maestre Yandel para el joven rey Tommen, “El Mundo de Hielo y Fuego” recoge todos los datos dispersos que George R.R. Martin ha ido sembrando a lo largo de las cinco novelas publicadas de su saga literaria. Y son muchos datos. Muchos. Todos los eventos, la geografía, la heráldica o los nombres fueron creados con mucho esmero por el escritor de Bayonne, que quería que cada detalle de sus libros encajara en su patrón, su historia canónica y la ambientación fuese sólida. El deseo de crear algo totalmente convincente, tan real y tan complejo como pudo ser la Europa del medievo, le involucró en la cartografía, interminables listas de fechas y eventos, de genealogías y hechos, y el desarrollo de sus diversos idiomas inventados como el dothraki, la guerreros nómadas del otro lado del Mar Angosto.
La Edad del Amanecer, la llegada de los primeros hombres, la Edad de los Héroes, la Larga Noche, el Auge de Valyria, los hijos de Valyria, la llegada de los ándalos, Diez Mil Barcos y la Maldición de Valyria, el Reinado de los Dragones, los reyes Targaryen (Aegon I, Aenys I, Maegor I, Jaehaerys I, Viserys I, Aegon II, Aegon III, Daeron I, Baelor I, Viserys II, Aegon IV, Daeron II, Aerys I, Maekar I, Aegon V, Jaehaerys II y Aerys II), la Caída de los Dragones incluyendo el año de la falsa primavera y la rebelión de Robert. Los Siete Reinos, el Norte, el Muro y más allá, las Tierras de los Ríos, el Valle, las islas de Hierro, las Tierras del Oeste, el Dominio, las Tierras de Tormenta, Dorne, y más allá de los Reinos del Ocaso, hasta las ciudades libres y aún más lejos.
Y todo ello, como muchos sabemos, usando solamente su viejo ordenador con MS-DOS, y el extinto procesador de textos WordStar 4.0, que tan sólo necesita 64 KB de memoria para funcionar y que fue lanzado en 1987 (pero que no incluye autocorrector de errores ni revisadores de gramática). Es evidente que, como sucede con las novelas y no hace falta recordar, la participación activa de Martin en el desarrollo afectó a los plazos de entrega de “El Mundo de Hielo y Fuego”. ¡De hecho la editorial quería haberlo sacado a la venta antes de “Festín de Cuervos”!
“Soy un escritor lento, siempre lo he sido, y estos libros son gigantescos”. Así se expresaba el escritor George R.R. Martin hace unos meses en el periódico australiano “The Sydney Morning Herald” cuando le preguntaron acerca de la sexta entrega de la saga de “Canción de Hielo y Fuego”, la esperada “Vientos de Invierno”. De hecho pidió textualmente a los lectores, aficionados, seguidores y a los productores de la cadena HBO que dejaran de acosarle, puesto que su forma de escribir metódica y reconocidamente carente de velocidad (tardó casi seis años para escribir la quinta entrega del libro, “A Dance with Dragons”, publicada en inglés en 2011) no le permiten producir más rápido. También añadió, en tono jocoso, que “está bien que estén ansiosos por el próximo libro, puesto que son ellos quienes pagan mis facturas”.

image2“El Mundo de Hielo y Fuego” es un libro de consulta. Debería serlo, como toda enciclopedia que se precie. Bueno, para la mayoría de los seguidores de la obra de Martin será un libro de consulta y para algunos será un libro vistoso para lucir en la estantería y del que presumir ante las visitas. Para estos, la portada de Corominas, sus maravillosas ilustraciones interiores y el espectacular formato del libro serán los aspectos más destacados. Para el resto será un salvavidas, pues ya sabemos que perderse entre los centenares de páginas de la “Canción de Hielo y Fuego” de George R.R. Martin es fácil, un laberinto plagado de datos que obliga al lector voluntarioso a volver una vez y otra sobre sus pasos para no perderse en el inmenso océano de cifras y nombres del escritor de New Jersey. Y será también un entretenimiento, pues las ciento setenta ilustraciones son todo un placer para la mirada y dan forma a lugares imaginarios del universo de “Canción de Hielo y Fuego” que solamente habían sido descritos por las palabras de Martin como el Nido de Águilas, Invernalia, las ruinas de Harrenhal, Asshai, Desembarco del Rey o del Muro de Hielo. Y garantizará una lectura amena y familiar, pues muchos de los pasajes están escritos el prolífico escritor de su puño y letra (y con el asesoramiento de la traductora Cristina Macía para garantizar la concordancia), cosa que hizo que el libro pasara de las 50.000 palabras del proyecto original hasta las 180.000 definitivas. Y despertará la imaginación pues hay mucho material que se quedó por el camino y numerosos secretos, pequeñas referencias, guiños y detalles curiosos escondidos entre sus páginas (a ver quién encuentra a Lord Kermit, o a Lord Elmo, o a Lord Grover, con evidentes influencias de “Barrio Sésamo”, o incluso a un Sauron entre las páginas del libro). Y será una promesa de futuro, puesto que aún hay dos libros en desarrollo y este compendio nos menciona exóticos rincones de los solamente se han mencionado en las cinco entregas precedentes, lugares más allá de las Puertas de Jade como el imperio brillante de Yi Ti, la oscura Asshai, las Islas del Verano o la terrible Sothoryos. Y saciará la sed de los ávidos de información sobre su saga literaria favorita mediante más de trescientas páginas con la historia del mundo desde la Era del Amanecer hasta la Edad de los Héroes, toda la geografía conocida y la que aún queda por conocer, y un epílogo con tres árboles genealógicos, los de los Stark, Lannister y Targaryen, además de una línea temporal con los reinados de los monarcas y un índice alfabético para conceder una ayuda al lector abrumado en busca de una aguja en un pajar: ¿Cuándo empezaron a llamarse ‘lores segadores’ a los Greyjoy? ¿Los Towers fueron señores de Harrenbal? ¿Cuándo cruzo el Muro Raymun Barbarroja? ¿Quién fué el Rey Gris de las Islas de Hierro? ¿Porqué el 281 d.C. es el año de la falsa primavera? ¿A qué edad nombraron caballero a Daemon Targaryen, portador de la espada Hermana Oscura? ¿Quién fundó la ciudad de Pentos?… Todas estas preguntas tienen su respuesta en “El Mundo de Hielo y Fuego”.

Eso sí, ni una sola mención al R+L=J.
{youtube}LvHVu7bT-Gk{/youtube}
El Mundo de Hielo y Fuego.
Autores: George R.R. Martin, Elio M. García Jr. y Linda Antonsson
Título original: “The World of Ice and Fire”
Traducción: Natalia Caballero, Juan Pascual Martínez y Andrea Montero
Portada: Enrique Corominas
Editorial: Gigamesh
ISBN: 9788416035342
Formato: 24x31cm. Cartoné. Color.
Páginas: 336
Precio: 46 euros