Dolmen Editorial ha publicado el segundo volumen de «Casacas Azules» que confirma a la serie de Raoul Cauvin y Willy Lambil como uno de los tebeos imprescindibles de 2015. Si el primer volumen ya fue sensacional, este segundo aún es mejor.

casacasazules02_miniCasacas azules (1975-1976)
Edición original: Les tuniques Bleues (BEL)
Guión: Raoul Cauvin
Dibujo: Louis Salvérius, Willy Lambil
Formato: Libro cartoné, 160 págs. Color.
Precio: 29,95 euros

Nuevo tomo del western humorístico que revolucionó el cómic europeo, ¡vuelven Los Casacas Azules! ¡Ese «dúo dinámico», el cabo Blutch y el sargento Cornelius Chestefield, cabalga de nuevo, respaldado por los talentos conjuntos de otro «dúo dinámico», el guionista Cauvin y el dibujante Lambil, quienes vuelven a dar lo mejor de sí mismos en este nuevo tomo del integral de Casacas Azules! En Los jinetes del cielo, nuestros héroes del ejército nordista vivirán peripecias inauditas a bordo de un globo aerostático, mientras que en Azules en blanco y negro conocerán a Mathew B. Brady, pionero de la fotografía que existió realmente, y en Yanquis y cosacos acometerán la insólita tarea de entrenar a un grupo de nuevos reclutas venidos de muy lejos.

  • Los jinetes del cielo
  • Azules en blanco y negro
  • Casacas y cosacos

Hay pocos cómics o libros capaces de arrancarme carcajadas a diestro y siniestro con cada página, de hecho tampoco muchas películas o series son capaces de arrancarme brutales carcajadas (aclaro: son aquellas que hacen que mis dos gatitas salgan corriendo asustadas huyendo de mí por el volumen de mis risas), sin embargo los dos volúmenes publicados hasta la fecha de Casacas Azules lo han conseguido. De hecho, el «segundo» volumen publicado (el cuarto currens), es el tebeo con el que más me he reído desde… los buenos y clásicos tebeos de Superlópez o de Mortadelo y Filemón. No es casualidad, ambos beben de la BD franco-belga (a tragos largos), pero nos os dejéis engañar, la inspiración puede partir de tebeos como los que Dolmen publica en la colección Fuera Borda, pero que cualquier tebeo garantice carcajadas, eso está sólo al alcance de genios del humor como Raoul Cauvin y Willy Lambil, o Jan e Ibañez.

casacasazules02_intro1

Si ya con el anterior volumen de Casacas Azules no tuve más remedio que deshacerme en elogios, este segundo (recordad que es el cuarto en realidad) es aún mejor, la química entre los guiones de Raoul Cauvin se asocian aún más brillantemente con los dibujos de un Willy Lambil espectacular, capaz de llevar al lector más allá los slapstick tan bien orquestados por Cauvin, hasta la dinámica del cabo Blutch y el sargento Chesterfield (que es imposible no nos recuerde a la de Mortadelo y Filemón) donde se critica con saña la guerra, y a los oficiales dispuestos a arriesgar la vida de sus subalternos sin despeinarse, pero lo hacen desde el humor burlón que invita al lector a sacar sus propias conclusiones… aunque mediatizadas por la incompetencia de los superiores de Blutch (desde Chesterfield hacia arriba). Estamos pues ante una denuncia de lo absurdo de la guerra, incluso de la política, pero a través de una pareja de personajes que, con sus acciones, nos demuestran lo duro y trágico de la guerra en la que, normalmente, es el pueblo llano el que sufre (como se demuestra en Casacas y cosacos) en enfrentamientos absurdos donde parece importar más la gloria de los oficiales que la vida de sus subalternos.

casacasazules02_intro2

No estaría bien no comentar el excelente trabajo de Willy Lambil un poco más a fondo, y es que la expresividad y la narrativa que desprenden sus viñetas unida a una cuidada documentación resultan en un vehículo perfecto para educar sobre la guerra, para lo que Lambil no escatima detalles (algunas escenas son épicas e impresionan por el detalle y cuidado con el que se han dibujado), desproveerla de cualquier aspecto positivo y ofrecer una lectura muy divertida… sin recurrir a escenas sangrientas, de hecho resulta ser una gran idea ya que permite momentos tan hilarantes como la de Los jinetes del cielo y lo que les sucede a los coroneles. Una de esas dobles lecturas que tanto gustan a algunos críticos, pero que a mi me conquistan por su humor y la calidad que atesoran.

Realmente me costaría bastante decidirme por uno de los tres números que integran este volumen (Los Jinetes del Cielo, Azules en blanco y negro y Casacas y cosacos) porque he disfrutado con los tres, pero si tuviese que quedarme con uno de los tres… estaría entre Los Jinetes del Cielo y Azules en blanco y negro… con Casacas y cosacos cerca también… Tened en cuenta que estamos hablando de albums que tienen una calidad pareja a los mejores de Mortadelo y FilemónSuperlópez, por lo que es harto difícil decantarse por uno de ellos. Lo mejor es disfrutar de varias relecturas.

Otro aspecto que me gustaría resaltar es el de la edición de Dolmen que me parece de auténtico lujo, no sólo ya por la iniciativa de recuperar el material que compone la colección y ofrecer tantos tebeos de tanta calidad, sino porque salta a la vista que es una edición muy cuidada.

En definitiva, estoy enamorado de Casacas Azules, es uno de esos tebeos que os puedo recomendar a ciegas porque sé que os va a gustar tanto como a mi. Es una auténtica maravilla.