linea_separadora

Quizás no lo sabéis, pero Rick Moranis, el mítico actor de “Los cazafantasmas“, “Cariño, he encogido a los niños“, “Spaceballs: La loca historia de las galaxias” o “La tienda de los horrores” se retiró del cine a principios de los años noventa. Fue una razón triste la que llevó al actor a dar un paso al lado: su mujer falleció a causa de un cáncer de mama y quedó a cargo de dos hijos pequeños, cosa que le obligó a elegir proyectos que pudiese compaginar con su papel como padre. La cosa no era fácil, así que en 1997 decidió tomarse un descanso interpretativo que se ha alargado durante varias décadas. Hace unos pocos años, con los hijos ya mayores, manifestó su interés en regresar.

Una de sus películas más recordadas es “Cariño, he encogido a los niños” (“Honey, I shrunk the kids“), dirigida por Joe Johnston, que debutaba con este film, y protagonizada por el mencionado Rick Moranis, Marcia Strassman, Jared Rushton, Amy O’Neill y Matt Frewer, nos contaba como Wayne Szalinski, un científico al que nadie toma en serio, ha inventado una máquina que permite encoger el tamaño de los objetos y, por accidente, reduce a sus hijos y los de los vecinos a un tamaño diminuto. Al principio, es incapaz de encontrarles y los niños terminan en mitad del jardín.

Esta simpática película infantil (¿de culto?) fue una versión libre al estilo Disney de “El increible hombre menguante” de Jack Arnold, del año 1957, unos de los títulos imprescindibles del cine fantástico de todos los tiempos en el que un hombre va reduciendo su tamaño poco a poco, y el mundo cotidiano se convierte en un verdadero reto. Algo parecido es lo que les sucede a Nick, Amy, Ron y Russell, los dos hijos de Wayne Szalinski y los dos hijos de su vecino, los Thompson. Los cuatro minúsculos deberán aventurarse a través del jardín de la parte de atrás de su casa para regresar a sus hogares mientras se enfrentan a los insectos, a la máquina cortacésped y otros obstáculos de gran tamaño.

Curiosamente dos de los impulsores del proyecto tenían muy poca relación con el cine infantil: Brian Yuzna y Stuart Gordon, creadores de la saga “Re-Animator“, presentaron un guión con su idea a Walt Disney Pictures, que aceptó el proyecto. Ambos están acreditados como guionistas y Yuzna, además, como productor.

Cariño, he encogido a los niños” se convirtió en su momento en la película de acción real de más recaudación de Disney, sumando más de 222 millones de dólares en todo el mundo. Su éxito generó dos secuelas: “Cariño, he agrandado al niño” y “Cariño, nos hemos encogido a nosotros mismos“. Ésta última desarrollada directamente para vídeo. También hubo una serie de televisión de tres temporadas y un corto en 3D que se proyectó en parques de atracciones de Walt Disney durante muchos años.

linea_separadora