A partir de este volumen, Los Portales de Piedra, no he podido resistirme y me he puesto a leerme los viejos libros y he dejado de lado el coleccionable de fantasía épica por la impaciencia de poder continuar la lectura de la saga de Robert Jordan.
https://www.via-news.es/images/stories/libros/timunmas/losportalesdepiedra.jpgLos Portales de Piedra
Robert Jordan  
ISBN: 8448034538-9788448034535
496 páginas
Cartoné
21.50 €

{xtypo_quote} Los sellos de Shayol Ghul se han debilitado y la presencia del Oscuro se hace cada vez más evidente.En Tar Valon, Min es testigo de hechos portentosos que vaticinan un horrible futuro. Los Capas Blancas buscan en Dos Ríos a un hombre con los ojos dorados y siguen el rastro de Dragón Renacido.

Mientras tanto, Rand al’Thor se dedica a tomar sus propias y sorprendentes decisiones. {/xtypo_quote}
El cuarto volumen de La Rueda del Tiempo, Los portales de Piedra, nos muestra qué ha sucedido tras la autoproclamación de Rand como El Dragón Renacido, vista en anteriores volúmenes, y tras la toma de Tear por éste, cumpliendo así las Profecías y apropiándose de Callandor, una poderosa espada que incrementa su poder. Pero, tras acabar con Ishamael las dudas carcomen a Rand, ¿qué debería hacer? ¿qué pasos debería seguir el Dragón Renacido? ¿qué debería hacer para sorprender a sus enemigos?

En este volumen vemos a Rand debatirse entre las dudas mientras Elayne y Nynaeve continúan su caza del Ajah Negro, Perrin parte, junto a Local y Faile, a Dos Ríos para liberar su hogar natal de la presencia de Capas Blancas, Mat continúa indeciso y Egwene debe ir al Yermo Aiel para continuar su entrenamiento como soñadora. Es el momento, la lucha con el Oscuro continúa y los tres ta’veren son la parte esencial de esta lucha, ¿qué será de su destino?

Este sería un breve resumen de lo que nos espera en este tomo, pero la verdad es que no se debería resumir así a Robert Jordan, la riqueza que ha volcado en cada uno de estos volúmenes asusta, ver cómo recrea el pasado lejano, con que detallismo teje historias impactante y cómo derrocha Historia y talento en cada página es algo digno de disfrutar una y otra vez. El mundo que nos está construyendo, y que seguro que se seguirá construyendo hasta la última página de esta Saga, es espectacular, conmovedor, intrigante, familiar, fresco… lo tiene todo y no perderse viajando por él sería un grave error. No hay que dejar de lado que para armar un buen edificio hacen falta unos buenos cimientos, pero Jordan ha ido más allá al construir una hermosa ciudad para alojar este edificio.

Por otra parte quizás sí deberíamos señalar que es muy divertido ver los pensamientos de las mujeres hacia los hombres, y lo inexplicables que ellos son para ellas, y viceversa. Seguramente uno de los ingredientes más interesantes de estas novelas.