Cada vez que termino uno de los libros de la saga Blackwater, de Michael McDowell, me tengo que resistir enormemente para no comenzar a leer, de inmediato, la siguiente entrega. De momento nos toca hablar de La Guerra.

La Guerra / Blackwater 4La Guerra / Blackwater 4
Michael McDowell
Traducción: Albert Bitó
ISBN: 9788419654953
272 páginas
Tapa blanda
Ed. Blackie Books
9.90 €

Descubre el cuarto volumen de la saga Blackwater.

Una saga matriarcal. Mujeres poderosas que luchan por el dominio durante generaciones. Una atmósfera única para una lectura adictiva. Un retrato realista con toques sobrenaturales. Escritura magistral y visual en un ambicioso proyecto entre el pulp y HBO.

Primero llegó La Riada, para contener a esta llegó El Dique y cuando parecía que todo iba bien se publicó La Casa. Ahora ha llegado La Guerra, la cuarta entrega de la novela folletinesca Blackwater de Michael McDowell donde nos muestra a la familia Caskey y cómo, desde comienzos de siglos, un ente sobrenatural se ha integrado en la familia, creando así su propia familia interna, dentro de la familia Caskey. La magia de esta saga está en que McDowell logra que simpaticemos con un monstruo, sí, pero que demuestra tener corazón y capacidad de proteger a los suyos y defenderlos a la par que explota la cotidianeidad de una familia de Perdido, Alabama, que en los momentos en que transcurre el libro se están haciendo de oro gracias a la II Guerra Mundial. Un acontecimiento que apenas les afectó, por ser ricos, y que les permitió vivir sus vidas con relativa tranquilidad mientras el resto del mundo sufría y se desangraba.

La gracia de estos libros no está en que la familia Caskey caiga más o menos simpática, aunque demuestran ser mucho más tolerantes de lo que uno esperaría al venir de una región y una posición social superior, sino de ver cómo Elinor y Frances van avanzando en la vida, cómo otras dos mujeres acabaron por vivir solas, y juntas, sin que supusiese un escándalo, cómo una buena gestión empresarial los llevará al éxito, cómo los amores de juventud florecen o se marchitan… en definitiva, cómo se desarrolla la vida.

En la entrega de La Guerra Michael McDowell no nos deja olvidarnos de cierto espíritu que busca venganza, y con razón, contra Elinor. Ya ha hecho de las suyas y, por lo que parece, lo volverá a hacer… O no, porque parece que ninguno de los Caskey anda demasiado interesado en dormir en la habitación donde mora. Todo son enigmas en Blackwater, la vida se desarrolla con tranquilidad mientras un monstruo mora oculto en una familia y su descendencia empieza a dar signos de ser cómo su madre… Integrar el horror y la normalidad de unas vidas vividas en familia es, sin duda, uno de los motivos por el que Blackwater ha funcionado tan bien y continúa mejorando sus cifras de venta.

¿Cuáles son los planes de Elinor? ¿Qué será de Frances? ¿Y qué va a hacer el pobre John? Habrá que seguir leyendo y disfrutando de esta maravilla de saga.