linea_separadora

Si eres un fantasma, tienes un problema con los vivos y necesitas un exorcista simplemente repite tres veces su nombre y se presentará para ayudarte. Cuando el genio de Burbank Tim Burton era un diamante en bruto, un director diferente que apuntaba a cambiar Hollywood (y antes de que Hollywood le canviara a él), nos regaló la comedia negra «Bitelchus» (la fonética traducción al castellano del original «Beetlejuice»), donde un matrimonio de fantasmas (Geena Davis y Alec Baldwin) contrata los servicios de Bitelchus (Michael Keaton), un especialista en asustar mortales, para que ahuyente a los nuevos propietarios de su casa (entre los cuales, Winona Ryder). Divertida y original, con la música del siempre genial Danny Elfman, la segunda película del creador de los cortos «Vincent» y «Frankenweenie» abría la puerta a una década brillante a la que seguirían «Eduardo Manostijeras», «Batman», «Ed Wood» o «Mars Attacks!».
«Bitelchus» tuvo una serie de dibujos animados, creada por la cadena ABC, con 109 capítulos entre 1988 y 1991 que respetaron bastante la esencia original del personaje de Burton.

linea_separadora