Continua la recopilación del material de «El Asombroso Spiderman» en tomos Marvel Saga y, especialmente, recopilando el material de Dan Slott, lo mejor que le ha pasado al Trepamuros en la última década.

Asombroso Spiderman 37 Sin vuelta atrás (Marvel Saga)
Edición original: The Amazing Spider-Man 688-694 y Annual 39 USA
Fecha de edición: mayo de 2019
Guión: Dan Slott
Dibujo: Humberto Ramos, Giuseppe Camuncoli
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 256 págs. a color.
23€

La celebración del quincuagésimo aniversario del nacimiento de Spiderman. La historia que dio lugar al Hombre Araña está a punto de repetirse… Sólo que esta vez es diferente: El poder sigue ahí, pero ¿qué hay de la responsabilidad? Descubre al superhéroe adolescente conocido como Alfa.

En este volumen cerramos la estupenda trama del Lagarto, con unos sucesos ciertamente más propios de una película de terror y un Kurt Connors escalofriante con un final no apto para aquellos propensos a sufrir pesadillas, y después damos paso a la aventura de Alfa, un arco argumental que no me entusiasmó en su día y que, aún recopilado en este volumen, no logra impactarme sino que durante todo la historia estoy deseando que se acabe cuanto antes porque me parece que el personaje de alfa es un niñato insufrible (que es justo lo que quería Dan Slott) con demasiada arrogancia y un ascenso meteórico que recuerda a alguno de esos youtubers petardos a los que más que escuchar dan ganas de abofetear. Vamos, que Slott logra conseguir que Alfa pase de ser de potencial compañero de Spiderman a personaje más odiado en apenas unos pocos números, no es poco mérito.

Así que en Sin vuelta atrás nos encontramos con el cierre de una historia realmente interesante, la del Lagarto, y con otra en la que todo está construido para que odiemos al nuevo personaje que debería ser un acompañante de Spiderman y que se erige en número 1 en la lista de personajes a los que deseas ver morir, buen trabajo de Slott al demostrar que sin Peter Parker no habría Spiderman, pero una aventura que la mayoría de lectores escogemos no recordar y es que Alfa se vuelve demasiado insoportable.

Gráficamente tenemos a un Giuseppe Camuncoli que cierra muy bien la historia del Lagarto, con toques sombríos más propios del género de terror, sobre todo gracias a ese final tan chungo (de verdad, parece que Dan Slott le tenga manía al pobre Kurt Connors). Después tenemos a Humberto Ramos, en la historia de Alfa, que, como os lo diría, es también responsable en parte de la manía que le tengo a este arco argumental y es que esa manía de hacer personajes hiperdeformados con expresiones a juego… no me gusta, prefiero al Ramos contenido, no a este.

La edición de Panini es más que correcta, se echan en falta todos esos textos que incluían al inicio de la colección y aunque aún seguimos teniendo los imprescindibles textos de Julián Clemente… se añoran esos tomos de tanta “chicha”.

En definitiva, un tomo agridulce, con el cierre de una historia de gran calado y otra historia que sirve para lo que pretendía Slott, pero que podría haberle dibujado a Alfa una personalidad menos odiosa.