Llega la segunda oleada de títulos de Distrito Manga, el sello de Penguin Random House. Este segundo mes de novedades trae la primera entrega de la potente y divertida “As the Gods will“, una serie creada por Muneyuki Kaneshiro y Akeji Fujimura. Un éxito que cuenta con su adaptación a imagen real.

Portada de "As the gods will"

Llega la ópera prima de Muneyuki Kaneshiro y Akeji Fujimura en la que un grupo de estudiantes deberá participar en una serie de juegos sórdidos donde solo uno podrá sobrevivir. Shun Takahata está harto de la monotonía de la vida. Pero las cosas cambian de repente un día, cuando, en plena clase y sin previo aviso, él y sus compañeros de instituto son testigos de cómo al profesor le estalla la cabeza. En ese instante, un misterioso muñeco daruma aparece ante ellos y los obliga a participar en lo que a primera vista son unos inocentes juegos infantiles. Sin embargo, la realidad los dejará atónitos: quienes no sigan las reglas del juego o quienes pierdan la partida morirán en el acto de forma atroz. Desconcertados y sin entender los motivos de ese sádico plan, los estudiantes arriesgarán sus vidas para sobrevivir, aunque ello implique dejar de lado su humanidad y traicionar a sus amigos de la infancia.

As the Gods will“, que continúa “From the new world“, subtítulo obviado por las notas de prensa por su longitud, es una locura de manga. Se publicó en Japón por la editorial Kodansha como “Kami-sama no Iu toori Ni” (神さまの言うとおり) en 2011 y cuenta con cinco volúmenes como serie cerrada. En la historia que nos cuentan sus autores, Muneyuki Kaneshiro y Akeji Fujimura, que debutan con esta obra, se da una mezcla explosiva de varios géneros. Sobresale el horror y la acción, que no da respiro, todo esto mezclado con elementos sobrenaturales muy divertidos y locos.

El protagonista es Shun Takahata, un chaval que vive una vida aburrida y monótona. Suponemos que como el grueso de chavales nipones, que deben cumplir con los estudios sin salirse un ápice de la raya. Shun lo dice nada más arrancar la historia: “Mi vida es un muermazo“. Con este comienzo podemos suponer que su existencia dará un vuelco. Lo que no preveíamos es exactamente de qué manera. No tarda en suceder, mientras está en clase en el instituto al profesor le estalla la cabeza.

Lo que parece un sueño del chaval no es tal, todo está sucediendo de esa manera alocada. Tras la explosión craneal viene algo aún más terrible. Un Daruma hace su aparición (el de la portada del manga). Para quien se lo pregunte, los Daruma son figuras votivas sin brazos ni piernas y representan a Bodhidharma (Daruma en japonés), el fundador y primer patriarca del zen. El aspecto del Daruma es inquietante con esos ojos de huevo y sus expresiones tan extrañas. Pronto empezarán a estallar las cabezas de los chavales que se mueven. ¿A que os suena esto?

En efecto, la prueba de supervivencia “Luz verde/luz roja” de la serie coreana “El juego del calamar“, de fecha posterior, conserva un parecido más que evidente con lo que sucede en “As the Gods will“. Los chavales del instituto deberán superar una serie de pruebas para continuar con vida. Tras el “escondite inglés” que propone el Daruma, toca ponerle el cascabel al gato. un gato gigantesco que se parece a esas figuras que mueven el brazo por poner un ejemplo. Los participantes deben enfundarse un traje de ratón si quieren saber qué es lo que dice el minino, que no duda en aplastar a quien le echa la garra encima.

Para darle más sustancia a este juego de supervivencia que ni “Battle Royale“, hay interludios en los que se profundiza en el pasado de algún personaje. Hacia la parte final de este primer volumen descubrimos que lo que sucede en este instituto está pasando en todos los institutos del país, ascendiendo a tres millones el número de víctimas. A Shun se le unen otros personajes, algunos peligrosos como Amaya y otros que congeniarán con él, como Akimoto. Y aún hay más, porque la trama dará un giro hacia la ciencia ficción, como veremos en las páginas finales, que nos deja con ganas de conocer cómo sigue la historia.

Distrito Manga, el sello de Penguin Random House, publica “As the Gods will” en rústica de tapa blanda y con sobrecubierta a un tamaño de 13,2 x 18 cm. El sentido de lectura es oriental. Hay una película basada en este manga de 2014 dirigida por Takashi Miike y que en algunos países de habla hispana han titulado “Como Dios quiera“. Algunos críticos no le han visto la gracia por hablar de matanzas en institutos, aunque se deba a temas sobrenaturales.

As the Gods will”, aunque nos suena su argumento, es una obra muy divertida y que no da respiro. El dibujo de Akeji Fujimura está genial y es dinámico. Este primer volumen se lee en un suspiro y deja un buen sabor de boca. ¡Y con ganas de leer los siguientes!

As the Gods will #1
Guión: Muneyuki Kaneshiro
Dibujo: Akeji Fujimura
Fecha de publicación: Julio de 2022
Formato: Rústica. Blanco y negro.
Páginas: 220
Precio: 8,50 euros