El género negro está de moda, como lo demuestra la última novela de Laura Falcó, “Amanecer de hielo“, que acaba de publicar Edhasa en su colección de novela negra, Polar.

Amanecer de hielo
Laura Falcó
ISBN:9788435011266
Colección: Polar
Rústica c/solapas 320 pp
14.5 x 22.5 cm
Precio: 17.00 €

Sandra conoce a Eduardo en Facebook, que casualmente es hijo de un compañero suyo de trabajo que vive en Noruega. Cuando decide viajar hasta allí para conocerlo, no podía imaginar que aquella aventura se iba a transformar en la peor de sus pesadillas.

Dos días después de aterrizar en Alesund, encuentran a Eduardo muerto en la cama. Claramente, ha sido asesinado: está atado de pies y manos y con los genitales cercenados dentro de la boca. Por su parte, Sandra ha desaparecido.

Para Erika Vinter y Lars Ovesen, policías encargados de la investigación, hay dos hechos incuestionables: un, que quien quiera que haya matado a Eduardo ha emulado las técnicas de la mafia colombiana; dos, que la desaparición de Sandra no parece tener relación alguna con el asesinato.

Trepidante novela al amparo del éxito de la novela negra escandinava, de hecho la acción transcurre en una pequeña localidad noruega, Alesund. Los guiños a la novela escandinava van un poco más allá llegando la protagonista a llevar el nombre de la célebre protagonista de la exitosa serie de novelas “Los crímenes de Falkalla”, Erika. Sin embargo la autora desaprovecha el marco espacial en el desarrollo de su novela, la que parece ser una localidad idílica prácticamente no tiene acogida en la novela; exceptuando la comisaria y un bar de la localidad poco más se refleja en las páginas de este trabajo. Lo mismo pasa con los personajes, la trama recae sobre cuatro únicos personajes no habiendo detrás una red de personajes secundarios. De hecho, de dos de los protagonistas principales Eduardo y Sandra, las dos víctimas, prácticamente no aparecen reflejados en la trama, a pesar de que todo gira en torno a su asesinato y secuestro los protagonistas no tienen eco en la trama que enreda sus fatales desenlaces.

La novela no deja indiferente a los y las lectoras, con un trepidante comienzo basado en un brutal asesinato a una frenética investigación de un secuestro que puede acabar trágicamente. En medio una red de blanqueo de dinero de la mafia colombiana, una relación apasionada surgida al amparo del dolor y una investigación policial a caballo entre la policía noruega y española con la Interpol de nexo de unión.

El desarrollo de la trama es rápido y directo, sin detenerse en descripciones ni tramas o relaciones secundarias quizá solo en la historia de amor que surge entre el padre y la madre de las dos víctimas, historia relacionada con la propia trama. El giro en los acontecimientos es vertiginoso llegando a un final totalmente inesperado que sorprenderá al público.

Sin embargo, a pesar del giro final de los acontecimientos el final es un final fallido. El desenlace de la trama no tiene ninguna relación con lo narrado durante toda la novela, nos encontramos con un final incoherente sin relación alguna con la trama y que deja más interrogantes abiertos que resueltos.

A pesar de ello es una novela interesante y fácil de leer, sin distracciones, que hará las delicias de los y las amantes de la novela negra. Un buen fichaje para la colección de novela negra de la editorial Polar Edhasa.