Hay libros que te conquistan por su portada, otros por su argumento, otros por su precio y otros por las recomendaciones de su portada y contr`portada. “Semillas amargas“, primera entrega del “Tríptico de Milkweed” escrito por Ian Tregillis, nos conquista, un poco, por todos esos motivos.

"Semillas Amargas. Tríptico de Milkweed 1" (Ian Tregillis, Random)Semillas Amargas. Tríptico de Milkweed 1
Ian Tregillis
ISBN: 9788415725039
449 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
11.95 €

En el año 1939 las fuerzas nazis cuentan con superhombres, las británicas con demonios y un hombre normal y corriente pronto se verá atrapado entre los dos bandos.

Raybould Marsh trabaja como agente secreto al servicio de Inglaterra en los albores de la segunda Guerra mundial. Desde hace tiempo está obsesionado con una mujer alemana a la que vio mientras desarrollaba una misión en la Guerra civil española. De su cabeza salían unos extraños cables y le miraba como si lo conociera. cuando los nazis comienzan a organizar misiones utilizando a personas con habilidades «especiales» —una mujer que puede volverse invisible, un hombre capaz de atravesar paredes y una mujer capaz de predecir el futuro y modificar el presente— Marsh se convierte en el hombre que debe hacerles frente. Obligado a impedir como sea la inminente invasión alemana, se reúne entonces con los brujos que apoyan, en la sombra, a las fuerzas británicas. Sin embargo, el dramático precio que habrán de pagar para vencer al enemigo será muy superior al que habían imaginado…

Tenía muchas esperanzas depositadas en esta ucronía steampunk que reescribe la Segunda Guerra Mundial de una manera muy inteligente para hacer que los nazis tuviesen toscos superhombres y los británicos no tuviesen otro remedio que volver sus esperanzas hacia la magia para poder frenar a unos enemigos formidables. Ese es el germen del que brota Semillas Amargas, primera entrega de una trilogía que promete mucho, a pesar de un inicio algo renqueante que nos puede hacer dudar un poco. No os preocupéis, Tregilis consigue hacerse con la situación y el libro gana enteros hasta desembocar en un apasionante y temible final que nos demuestra que, al tener lugar en un mundo ucrónico, todo puede suceder… y lo que es seguro es que vais a tener un cliffhanger de los buenos.

Me ha gustado mucho este libro por el escenario que nos plantea, por el desarrollo de la trama y porque sus personajes son, en su mayoría, seres grises e interesantes hasta el punto de que ni siquiera nos es sencillo odiar a los nazis, y es que Gretel (ya la conoceréis porque es la protagonista oculta del libro, ¿de la saga?) os intrigará, mientras que Marsh puede resultar un héroe algo más típico y es el que lleva el peso de la trama. Lo que está claro es que da igual en qué bando esté cada uno de ellos, estoy deseando que ambos se reencuentren para ver qué tiene ésta en mente.

Un detalle que no me acaba de convencer es que a veces Tregilis pasa por alto momentos muy interesantes, que tan solo esboza, para luego recrearse en otros momentos que, personalmente, me interesan algo menos que el saber qué se pasa por la mente de Gretel o que se desarrollase un poco más a personajes como Will o el propio Marsh, hay elipsis narrativas que no me acaban de convencer y que creo perjudican un tanto a la narración.

No obstante la historia es tan impactante que se hace inevitable acabar atrapado en la vorágine que nos propone el estadounidense. Si acaso echo algo en falta que se de más espacio a otros personajes y la aparición de alguna otra trama secundaria que diese más “sustancia” a un libro que quizás peca de ir demasiado al grano. Pero como ya he comentado, una vez que entras en la “corriente” y te dejas llevar las páginas vuelan en nuestras manos.

Sobre la impecable edición de Random no se puede decir nada que no sea evidente; muy buen precio, tapa dura, sobrecubierta, periodicidad, etc… en serio, no sé qué más se podría pedir por tan poco.

Así que estoy atrapado por la historia del Tríptico de Milkweed aunque considero que Semillas Amargas podría ser un libro mejor y más compacto en el desarrollo de la historia que nos presenta. No obstante es el primer libro de Ian Tregilis, y poco a poco éste va mejorando la narración, así que sólo puedo esperar con impaciencia el momento de comenzar a leer La Guerra Más Fría y, después, Un Mal Necesario porque me han atrapado.