linea_separadora

En más de una ocasión he manifestado en esta tribuna mi enorme desprecio por algunas distribuidoras de cine españolas y los responsables de traducir los títulos de las películas al castellano. Más concretamente por aquellos que no traducen textualmente sinó que deciden dar un título nuevo al film en cuestión buscando un mayor impacto “teniendo en cuenta la idiosincracia del público local” (sic). A estos tipos los coloco en la cima de lo más despreciable de la sociedad, a la altura de los estafadores de ancianitas y de los que le ponen piña a la pizza.

La existencia de este tipo de adaptaciones delirantes da vergüenza ajena. Son tan rancias que existe la firme teoría de que en nuestro país hay un único hombre, con el aspecto de Torrente, encargado de traducir los títulos de las películas. Capítulo aparte tienen los títulos que recurren a las mismas expresiones: “… en apuros”, “Loca Academia de…”, “… en pelotas” y, por supuesto, la serie de “… cómo puedas”, un montón de films sin relación alguna entre ellos salvo que suelen ser comedias disparatadas de humor absurdo. Eso es excusa suficiente para que el tipo encargado de traducir el título en cuestión nos ofrezca una de sus actuaciones más desvergonzadas y odiadas: “Aterriza como puedas” (“Airplane!”), “Agárralo como puedas” (“The naked gun”), “Esquía como puedas” (“Kevin of the North”), “Aprende como puedas” (“High School High”), “Mafia ¡Estafa como puedas!” (“Jane Austen’s Mafia!”), “Escápate como puedas” (“Brain Donors”),”Acampa como puedas” (“Family Plan”) o “Espía como puedas” (“Spy hard”), por poner algunos ejemplos de estos títulos oportunistas.

Pero hay que salvar de la quema “Agárralo como puedas” (“The naked gun“), una divertidísima saga ideada por el fabuloso trío formado por David Zucker, Jerry Zucker y Jim Abrahams (¡no confundir con J. J. Abrams!), conocidos popularmente como ZAZ. A ellos debemos algunas de las mejores comedias de la historia del cine (“Top Secret“, “Aterriza como puedas“, “¡Por favor maten a mi mujer!“) y entre ellas se encuentran las tres entregas de las desventuras del policía Frank Drebin, una adaptación a la pantalla grande de la serie de televisión de la cadena de ABC “Police Squad“, del año 1982, que fue cancelada después de seis episodios, y que en el cine recaudaron cerca de 400 millones de dólares en todo el mundo. El actor canadiense Leslie Nielsen, fallecido en noviembre de 2010, convirtió al patoso pero adorable Frank Drebin en un icono de la comedia.

Protagonizada por Leslie Nielsen, Priscilla Presley, George Kennedy, O. J. Simpson (antes del escándalo que le mandó a la cárcel por el asesinato de su esposa y su amante), Richard Griffiths, Jacqueline Brookes y Lloyd Bochner, entre otros, la segunda entrega de “Agárralo como puedas” (“The Naked Gun 2 1/2: The smell of fear“) nos contaba como el teniente de policía Frank Drebin es llamado a Washington para ser recompensado por su gran celo en el cumplimiento de su deber, pues ha llegado a la cifra de mil traficantes de drogas detenidos. Paralelamente, el presidente de los Estados Unidos anuncia que en poco tiempo se hará público el Nuevo Plan Energético Nacional, que está basado en un estudio del experto mundial de Energía, el Dr. Albert S. Meinheimer. Pero casualmente, éste desaparece y el teniente Debrin es el encargo de buscarlo. La mujer de George Bush será una de las grandes damnificadas de la llegada de Drebin a la Casa Blanca y de sus partículares métodos, torpes y despistados.

Como siempre en las comedias de ZAZ, y esta no es ninguna excepción, la clave es búsqueda del gag más simple y cuántos más, mejor (en densidad y velocidad). Chorradas por minuto. ¡Y que el espectador esté siempre atento a todo lo que sucede en segundo plano, o se puede perder algunos gags tan ingeniosos como desternillantes!

La franquicia contó con una película más, “Agárralo como puedas 33 1/3: El insulto final“, en 1994.

linea_separadora