linea_separadora

Placer culpable con olor a gasolina y neumático quemado, repleto de chicas guapas y coches rápidos, la primera entrega de la franquicia “A todo gas” (“The fast and the furious“) es un entretenimiento cargado de adrenalina dirigido por Rob Cohen, protagonizado por el añorado Paul Walker, Vin Diesel, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster, sobre una misteriosa banda de delincuentes, encabezada por el emblemático Dominic Toreto, que se dedica a robar camiones en marcha desde vehículos deportivos modificados y, para poner fin a sus golpes, la policía decide infiltrar uno de sus agentes en el mundo de las carreras ilegales. Traducida como “Rápidos y furiosos” en Latinoamérica, mucho más fiel al original que el caprichoso “A todo gas“, la franquicia consta de siete entregas que se imitan y se copian, pero ninguna de ellas tiene el gancho de la original.

linea_separadora