linea_separadora

Traducción imposible, inaceptable, del título original en inglés «Murder by Death«, «Un cadaver a los postres» del director Robert Moore es una divertidísima comedia del año 1976 que nos contaba como un millonario excéntrico invitaba a los cinco detectives más famosos del mundo (el chino Sidney Wang, el neoyorquino Dick Charleston, la inglesa Jessica Marbles, el belga Milo Perrier y el norteamericano Sam Diamond, emulando a Charlie Chan, Sam Spade, Miss Marple, Hércules Poirot y Nick y Nora Charles) un fin de semana en su mansión con el objeto de resolver un crimen que todavía no se ha cometido y descubrir al responsable.
La película contaba con un reparto de actores espectacular, en el que destacaban David Niven, Peter Sellers, Elsa Lanchester, Maggie Smith, Peter ‘Colombo’ Falk, Alec Guiness,… y el escritor Truman Capote en su debut como actor (¡por el que obtuvo una nominación al Globo de Oro como mejor actor debutante!). El autor del guión fue el dramaturgo Neil Simon, responsable de notables obras de teatro y de los guiones de «Descalzos por el parque» y «La extraña pareja», que aquí pergeñó una hilarante historia que se burlaba de las convenciones, clichés y tópicos de las populares novelas de detectives.
Aunque la película no funcionó demasiado bien y las recaudaciones quedaron lejos de lo previsto, con el paso de los años «Un cadaver a los postres» se ha convertido en una película de culto.
Cuenta la historia que el actor Alec Guiness recibirió la oferta para interpretar a Obi-Wan Kenobi en «Star Wars» durante el rodaje, y que actor aprovechó los descansos de «Un cadaver a los postres» para leer el guión.

linea_separadora