Los alumnos de Charles Xavier encontraron refugio entre los muros de la llamada Mansión X, en el 1407 Graymalkin Lane en Salem Center, en el Condado de Westchester, en Nueva York, pero la Patrulla-X tiene que salir a menudo de la Escuela para Jóvenes Talentos y cumplir con su papel de héroes. Y el mundo más allá de la Mansión X es un lugar hostil y peligroso, en el que los mutantes no son bienvenidos.

La Patrulla-X se embarca en un largo viaje a través del mundo para ayudar al Profesor Xavier a transmitir su sueño de coexistencia pacífica con el resto de la humanidad. En su camino, se cruzará el mayor secreto del mentor de los mutantes y, a la vuelta, tendrán que enfrentarse contra la amenaza del Club Fuego Infernal.

En el primer volumen de la reedición de la colección «Ultimate X-Men«, titulado «La gente del mañana«, conocimos a los mutantes adolescentes Cíclope, Jean Grey, Bestia, Tormenta, Coloso y el Hombre de Hielo que, liderados por Charles Xavier, luchaban por el sueño de paz y coexistencia entre humanos y mutantes. En este segundo tomo recopilatorio de Panini Cómics, que recoge los números 13 a 25 de «Ultimate X-Men» publicados originalmente entre diciembre del 2001 y enero de 2003, tras la presentación en sociedad de uno de los mutantes favoritos de los lectores de los cómics de la Patrulla-X de los años noventa, el cajún Remy LeBeau ‘Gambito‘, los hombres-X definitivos se embarcarán en un largo viaje por las principales capitales mundiales, para ayudar al Profesor Xavier a transmitir su sueño de coexistencia pacífica con el resto de la humanidad. Será durante su periplo europeo cuando viajen a la Isla Muir, un refugio para mutantes frente a las costas de Escocia dirigido por la doctora Moira MacTaggart, y el más oculto secreto del pasado del mentor de los mutantes salga a la luz. Este arco argumental, titulado «Gira Mundial» («World Tour«), enfrentará a los Hombres-X contra el más poderoso de los mutantes: David Xavier, hijo de Charles Xavier y Moira MacTaggart, llamado Proteo.

Proteo fue introducido en los mitos mutantes durante la etapa de Chris Claremont y John Byrne, en número 119 de «The X-Men» del año 1979, pero sus apariciones en la franquicia mutante han sido realmente pocas. Habilidoso como un maestro costurero, Mark Millar lo recuperó para «Ultimate X-Men«, pero introduciendo los ajustes precisos y necesarios para convertir al poderoso y descontrolado Kevin McTaggert, hijo de Joseph y Moira MacTaggart, ¡en el hijo de Charles Xavier!
Esta era, justamente, la premisa del Universo Ultimate nació con una única premisa: no existe el pasado, no hay normas escritas ni referencias obligadas. Corría el año 2000, y Marvel Comics dio comienzo a esta nueva línea editorial con la publicación de las series «Ultimate Spider-Man» y «Ultimate X-Men«. Se trataba de una idea radical, valiente y polémica en un entorno editorial, los cómics de superhéroes, acostumbrado a dejar caer el peso de sus historias en una longeva continuidad. Borrón y cuenta nueva. Los escritores del Universo Ultimate partían de cero, y con esta libertad creativa iban a ser capaces de construir una nueva historia, distinta a la original, mejor en ocasiones, utilizando a unos personajes que ya eran conocidos, y cuya popularidad se había extendido gracias a, entre otros medios, las multimillonarias versiones cinematográficas. Los personajes tenían nuevos orígenes, lo cual les liberaba de las cadenas de la continuidad, de decisiones tomadas en otra época, durante la década de los 60 y 70, facilitando así la incorporación de nuevos lectores, una generación de jóvenes que llegaban a Marvel Comics con una forma de entender la sociedad muy distinta.

No hay la menor duda que el guionista Mark Millar es un genio. Su prolífica obra lo demuestra. Propone arriesgados planteamientos argumentales, sus diálogos incluyen abundante lenguaje soez, nos regala un humor nada inocente, cargado de sarcasmo y gamberrismo, no escatima en violencia ni en dureza de sus imágenes, sus textos son escuetos y lejos de la verborrea pseudofilosófica del maestro Alan Moore,… pero aún así seduce como ninguno. Hay quien lo define como el Quentin Tarantino del cómic, y creo que no andan desencaminados con la comparación, pues aunque no es un renovador del género, su estilo es nuevo y aúna aspectos (esa violencia explícita e implícita que impregnan sus historias) que habitualmente se dejaban de lado, por el puritanismo imperante en la tímida sociedad americana, por miedo a su efecto sobre las ventas o por simple costumbre adquirida. En «Ultimate X-Men«, aunque con algunos filtros obligados e inevitables, autocensura y las líneas rojas de la Casa de las Ideas, el lenguaje Millar está matizado pero es evidente y el escritor escocés se tomó cuantas libertadas estimó oportunas para la recreación de los mitos-X a través de «Ultimate X-Men«. Por ejemplo, meter a la nada pizpireta Jean Grey bajo las sábanas con Lobezno. Aún hoy algunos siguen escandalizados.

Después de su enfrentamiento contra Proteo, la existencia de los mutantes de «Ultimate X-Men» recuperará una aparente normalidad, pero hay heridas que curar que dejarán profundas cicatrices en la piel de los héroes. ¿Acaso el sueño de Xavier ha muerto? La desconfianza anida en el corazón de la Bestia y el despecho por la relación entre Cíclope y Jean Grey en el de Lobezno, el Hombre de Hielo lucha por su vida en cuidados intensivos, Coloso ha recurrido a la fuerza demostrando que, en ocasiones, la violencia es la respuesta, y Jean Grey ha comenzado a padecer terribles visiones en las que contempla un gigantesco pájaro en llamas. ¿Acaso ha llegado la hora del nacimiento de Fénix? Por fortuna la llegada de un nuevo miembro al equipo, la joven e ingenua Kitty Pryde, aporte un poco de luz brillante a una Mansión X sumida en las sombras.

El Universo Ultimate nació con el objetivo de atraer a los lectores más jóvenes con historias alternativas y actualizadas de algunos de los superhéroes de Marvel, como Spiderman, los Cuatro Fantásticos y los X-Men, y en el caso de los mutantes consiguieron sorprender y enganchar tanto a nuevos lectores como a los más veteranos. Y en el caso concreto de «Ultimate X-Men«, con los personajes complejos construidos por el guionista escocés Mark Millar, las historias adictivas y los giros argumentales de las aventuras de los mutantes de la Escuela para Jóvenes Talentos, el tono inteligente de la narrativa, el ritmo ágil y la madurez de su enfoque, los dibujos de Adam Kubert y Chris Bachalo, lo consiguió con creces.

Ultimate Integral. Ultimate X-Men #2: Gira Mundial
Guión: Mark Millar y Chuck Austen
Dibujo: Esad Ribic, Chris Bachalo, Adam Kubert y Kaare Andrews
Edición original: «Ultimate X-Men» núms. 13 a 25
Fecha de publicación: Agosto de 2019
ISBN: 9788413340654
Formato: 18×27,5cm. Tomo en tapa dura. Color
Páginas: 344
Precio: 35,00 euros