Una portada con un paraje neblinoso nos da la bienvenida al tercer tomo de «Tif y Tondu«. Maurice Tillieux y Will Dixon aúnan fuerzas para celebrar esta saga de historias repletas de intriga. Dolmen Editorial nos lo ofrece en un lujoso tomo dentro de su colección Fuera Borda.

Tres nuevas hazañas de Tif y Tondu, totalmente inéditas en castellano, en las que el denominador común son los fenómenos ocultos que nuestro dúo (o trío, si incluimos a la gallarda y audaz Kikí) tendrá que desvelar: en Los resucitados, unos muertos vivientes tienen en vilo a los habitantes de un pueblecito de la región de Bretaña; Un plan diabólico lleva a nuestros héroes a Alemania, donde se enfrentarán a un creador de robots gigantescos a los que da vida injertándoles cerebros de difuntos; y en El retorno de la cosa, un científico inglés pretende revivir la espeluznante criatura ya vista en La cosa de los abismos. En todas ellas, las palpitantes intrigas del maestro del suspense Maurice Tillieux son realzadas por los ambientes sombríos e inquietantes nacidos del pincel de Will. Y, como siempre, nuestros extras desvelarán a su vez más datos y anécdotas poco conocidos en torno a ambos autores.

Dolmen Editorial comenzó a publicar a esta pareja de rechonchos detectives con la llegada al título de un autor de la popularidad y el gancho comercial de Maurice Tillieux. Relevaba a otro Maurice, Rosy, a los guiones, que se había encargado de doce álbumes, todos con dibujos de Will. Quizás no catemos nunca en nuestro país la primera serie clásica, que arranca con la creación de «Tif y Tondu» a cargo de Fernand Dinieur en 1938, y llega hasta entrados los años cincuenta con páginas de Rob-Vel y el propio Will en la parte gráfica.
Como se avisa en la contraportada del tercer tomo, estos tres nuevos álbumes están totalmente inéditos en castellano. Acertadamente se ha titulado al volumen «En los límites de lo irreal» puesto que las historias aquí contenidas tienen un aura de fantasía e irrealidad en algunos tramos de la narración. No teman, todo tendrá una explicación plausible.
Vamos con el primer álbum, titulado «Los resucitados«, que apareció serializada en la revista «Le Journal de Spirou» de julio a octubre de 1972. Nos encontramos en Bretaña. Un vendedor de jabones a domicilio al que se le ha estropeado el coche hace autostop. Nuestros amigos lo recogen en su vehículo, que se avería al poco rato. Buscarán un taller en un pueblo próximo donde terminarán por alojarse. Ese lugar se llama Ker Ossen, donde comenzarán a suceder cosas extrañas.
Allí se darán cuenta de la actitud fría de los bretones, que de normal son afables. Una anciana que los acoge les explica que los fantasmas de los fallecidos acechan al pueblo tras anochecer. Hay un castillo en ruinas sospechoso que esconde el secreto de todo esto, como pronto descubrirán Tif y Tondu,
La ambientación de esta aventura es magnífica. Maurice Tillieux redacta una intriga criminal que lleva su sello inconfundible. Hay momentos que no por vistos en otras partes (películas, libros) resultan menos efectivos: Bajo la lluvia, los dos detectives decidirán desenterrar un ataúd para comprobar si su inquilino sigue ahí. Will lo retrata de manera genial. Durante la segunda parte la acción se traslada al castillo. En el tercio final, los héroes junto con el vendedor de jabones (un oficio inexistente en la actualidad), deberán convencer a los gendarmes locales de lo que sucede. Como les hacen oídos sordos, resolverán recorrer la zona para poder solucionar ellos mismos el asunto
Una araña gigante persigue a Tondu en la portada del álbum «Un plan diabólico» publicada de diciembre de 1973 a abril de 1974. Ahora toca visitar Alemania, a donde van junto a Kiki a pasar unos días. En el hotel de los Burgrabes conocerán a una joven de la que Tif se encapricha. Gracias a su insistencia en conocer a la chica, que da la impresión de estar mal de la cabeza, descubrirán una trama que implica experimentos monstruosos en castillos abandonados.
«Un plan diabólico» es una historia muy sustanciosa y embrollada. La araña gigante de la portada aparece en una pesadilla de Tondu. Unas armaduras gigantes a las que se les ha transferido un cerebro a cada una, harán movilizar al ejército. Se trata de un final espectacular y lleno de acción, aunque algo pasado de rosca. Con todo, es una historia muy entretenida en la que el humor de Tif aparece con cuenta gotas para aliviar tanta intriga y persecución.
«El retorno de la Cosa» nos trae de vuelta a la criatura que vimos en el anterior tomo, en el álbum «La cosa de los abismos». En realidad, no es el mismo ser, ni siquiera es… Bueno, ya lo verán, tampoco hay que reventar el argumento. La localización es la costa este de Inglaterra. Cuatro esqueletos con túnica acarrean un ataúd como si tal cosa. Se trata de un experimento realizado por el inspector Fixchusset, Kiki, Tif y Tondu para demostrar una teoría. Mucha acción y casi exclusivo protagonismo de Tondu es lo que nos trae este tercer álbum de la actual recopilación.
La edición de Dolmen Editorial se completa con unos extras muy interesantes: reveladores textos acompañados de un apartado gráfico para aplaudir.
A los fans de Tillieux y Will les molará mucho «En los límites de lo irreal«, al igual que a los amantes de la BD y fans de los personajes de la revista «Spirou«.

Tif y Tondu #3: En los límites de lo irreal
Guion: Maurice Tillieux
Dibujo: Will
Fecha de publicación: Agosto de 2021
ISBN: 978-84-18898-07-5
Formato: 21x28cm. Tapa dura. Color.
Páginas: 160
Precio: 29,95 euros