Las versiones infantiles de personajes emblemáticos es un recurso algo trillado… ¡pero funciona! El Pequeño Spirou, los Bebes-X, los Teen Titans, y tantos otros. Una variante de este modelo sería la opción de presentar a los hijos, los descendientes de los personajes de turno a los que queremos imitar en su versión infantil y juvenil, para acercarnos a lectores más jóvenes con un tono más dulzón.

Los hijos de Superman y Batman asumen el protagonismo y forman un superequipo a regañadientes en esta nueva serie surgida del evento Renacimiento!
Cuando Robin (Damian Wayne) descubre una conexión entre una serie de crímenes misteriosos y los efectos secundarios del extraño y letal Virus Amazo, necesita que Superboy (Jonathan Kent) le ayude a investigar. Sin embargo, nuestros héroes se enteran de que un adolescente llamado Kid Amazo tiene planes que ponen en peligro a la Liga de la Justicia y se ven obligados a recurrir a quien menos esperan: ¡Lex Luthor!
Y aunque la extraña pareja de jóvenes héroes sobreviva a la participación de Luthor, tendrá que afrontar un peligro posiblemente peor: ¡la alianza entre Alfred Pennyworth, el tutor de Robin, y Lois Lane, la madre de Superboy!

Damian Wayne y Jonathan Kent son los hijos de Batman y Superman, respectivamente. Son sus descendientes, hijos biológicos que han heredado sus genes y, por lo tanto, esas habilidades particulares que los convierten en superhéroes. Damian Wayne estaba educado para ser el mejor asesino del mundo hasta que Batman, su padre, intentó reconducir a vida a la que estaba destinado y lo convirtió en la última encarnación del Chico Maravilla. Por otro lado Jon Kent, el hijo de Superman y Lois Lane, es un chico modelo, buen estudiante, amigo generoso e hijo obediente. Uno nunca llegaría a pensar que los orgullosos hijos del Hombre de Acero y el Caballero Oscuro se iban a entender tanto y a convertirse en compañeros en la lucha contra los delincuentes y supervillanos.

Como hijos de Batman y Superman, Damian Wayne y Jonathan Kent saben que viven bajo de la sombra de sus padres, aunque se esfuerzan por labrarse su propio camino al margen del suyo. Pero si a Jonathan Kent lo criaron el bondadoso Clark Kent y la brillante periodista Lois Lane, la supervisión paterna recibida por Damian Wayne tuvo un punto siniestro. No podía ser de otra manera: luz en el mundo de Superman, oscuridad en el de Batman. Sí, mientras Clark Kent y Lois Lane educaron a su hijo para ser una buena persona Bruce Wayne, y con la aportación nunca valorada de Alfred Pennyworth, entrenó al suyo para que luchara contra el crimen. No obstante, antes de ser el hijo y compañero juvenil de Batman, el pequeño Damian Wayne estaba destinado a conquistar el mundo, como heredero de Ra’s al Ghul, adiestrado por la Liga de Asesinos y guiado por su madre, la temible Talia al Ghul, la Hija del Demonio.

En el primer tomo recopilatorio de las aventuras de Damian Wayne y Jonathan Kent, titulado “Superhijos: Cuando sea mayor…“, veremos como Robin y Superboy se verán obligados a entenderse, a regañadientes, para salvar el mundo de una amenaza digna de sus ilustres padres. Y es que Jonathan Kent no comparte las ganas de pasar la noche patrullando que tiene el odioso hijo de Batman. Aún no ha aprendido a volar, no domina todavía sus habilidades emergentes y la forma de hacer las cosas de su nuevo amigo (“pide perdón, no permiso“), alejadas del camino recto y de las reglas que le han enseñado en casa, hace que la idea de salir por las noches a salvar el mundo no sea del gusto de Superboy. Pero ante la irrupción de Kid Amazo y sus réplicas artificiales, una versión infantil del villano clásico de la Liga de la Justicia, los dos Superhijos deberán superar sus diferencias para salvar el mundo. Y contar con un poco de ayuda de Lex Luthor, enfundado en una armadura del héroe de Metrópolis, para salir del atolladero.

El guionista Peter J. Tomasi, un escritor que ya ha lidiado con Damian Wayne durante muchos años, es el responsable de contarnos las aventuras de Jon y Damian. Con la inestimable ayuda del dibujante granadino Jorge Jiménez, que tiene más talento en una sola mano que los mejores jugadores de la NBA en las dos. El objetivo de esta colección, sin la menor duda, no son los lectores habituales de los cómics del Universo DC sino los más jóvenes de la casa. Divertida, entretenida, con dos protagonistas carismáticos y personalidades definidas, y con un villano aterrador, “Superhijos: Cuando sea mayor…” es el título perfecto para lectores debutantes del universo de superhéroes de DC Comics. ¡Y a nosotros nos ha encantado, aunque hayan pasado décadas desde que fuimos lectores jóvenes!

Este tomo que reseñamos aquí es el “Superhijos: Cuando sea mayor…” publicado como DC Pocket, un formato más pequeño pero también más económico que las ediciones convencionales. En su interior ECC Ediciones ha recopilado las primeras cinco entregas de la cabecera “Super Sons“, publicadas originalmente por DC Comics entre febrero y junio de 2017. A todo color, con tapa blanda y un tamaño reducido (¡menos de diez euros!), DC Pocket es el formato con el que la editorial quiere seducir a aquellos que quieren tener títulos emblemáticos y recientes de los personajes más populares de la editorial pero sin gastarse una fortuna en el esfuerzo. Un precio accesible para todos los públicos y un formato cómodo para leer en cualquier lugar.

Superhijos: Cuando sea mayor…
Guión: Peter Tomasi
Dibujo: Alejandro Sánchez, Alisson Broges y Jorge Jiménez
Edición original: “Super Sons” núms. 1 a 5
Fecha de publicación: Septiembre de 2022
ISBN: 978-84-19351-70-8
Formato: DC Pocket (146×225 mm.). Tapa blanda. Color.
Páginas: 128
Precio: 9,95 euros