A priori contar con Garth Ennis y John McCrea (pareja responsable de Demon, por ejemplo) es una garantía de calidad, pero de vez en cuando ambos autores sorprenden… y no para bien. Ese es el caso de “Sección Ocho“, una más que desagradable sorpresa.

Sección Ocho (Volumen único)
Edición original: All Star Section 8 núms. 1-6 USA
Guión: Garth Ennis
Dibujo: John McCrea
Tinta: John McCrea
Color: John Kalish
Formato: Libro rústica, 144 págs. a color.
13,95 €

El mundo corre un grave peligro y necesita que Seccio´n Ocho, el mejor supergrupo de la historia, le saque las castan~as del fuego. El u´nico problema es un pequen~o detalle: que casi todos sus miembros han muerto. Asi´ pues, entre trago y trago, Sixpack, su aguerrido li´der, funda una nueva encarnacio´n con El del gancho, Vísceras, Bueno excelente, Manitas, Baytor y los Soldaperros…

Garth Ennis (Predicador) y John McCrea (The Demon) vuelven a colaborar an~os despue´s de la aclamada Hitman para retomar a este imprevisible grupo de personajes secundarios que ya utilizaran en las inolvidables aventuras de Tommy Monaghan.

Garth Ennis es, probablemente, uno de los mejores escritores que la industria del cómic USA/británica ha dado en estas últimas décadas, creador de auténticas maravillas como Predicador, The Boys o Battlefields, firme guionista en etapas magistrales como la de Hellblazer de Garth Ennis o provocador en sus escritos de Punisher es, sin duda, de lo mejor que se puede encontrar en los tebeos provenientes de allende los mares. Pero tiene un sentido del humor escatológico al que, lo siento, no le encuentro ninguna gracia y en Sección Ocho le da rienda suelta y lo lleva a límites que bordean el absurdo.

Sección Ocho al completo… ya veis el percal.

Vale, Sección Ocho era un grupo de superhéroes, en realidad una parodia de los grupos de superhéroes, que el propio Ennis se sacó de la manga en Hitman (otro proyecto personal del británico en DC, como Demon, demostración de lo mucho que lo aprecian allí) y con el que, bueno, imagino que haría algo parecido a lo que leemos en Sección Ocho soltar chiste escatológico tras chiste escatológico para desesperación de los lectores que ven como las interacciones de este grupo con los héroes más destacados de la JLA: Batman, Green Lantern, Detective Marciano, Wonder Woman y Superman, aunque también aparecen el Fantasma Errante y Demon, se pasean por esta miniserie para ser ridiculizados mientras asistimos a un festival de chistes sobre alcohol, vómitos, efluvios corporales, sexo con una tenia dotada de voluntad e inteligencia (tal cual), etc, se suceden a lo largo de 6 grapas en las que, parece, Ennis no acaba de recordar qué historia nos quería contar.

Algunos expertos en este humor de Ennis nos quieren vender la moto de que en realidad es una crítica a situaciones como la figura de la mujer en el mundo del cómic o una parodia llevada al extremo de la propia industria. El caso es que Sección Ocho acaba como acaba y cuenta lo que cuenta, vamos, que estamos ante uno de esos tebeos en los que Garth Ennis y John McCrea debieron de trabajar el guión del cómic en el peor tugurio de Irlanda del Norte, entre grandes cantidades de alcohol, sino no se entiende la “historia”, el grupo prácticamente no sale del pub en todo el tomo, al no tener demasiado sentido… o ser inteligible (y luego me quejo de las historias de Grant Morrison que nadie entiende…).

En cuanto al John McCrea de Sección Ocho os diré que se nota que sabe dibujar a los grandes personajes como corresponde, como por ejemplo a Batman, Superman, el Detective Marciano e incluso una bellísima Wonder Woman. Incluso añadiría que hay algunas escenas realmente impresionantes, como la visita a la Fortaleza de la Soledad, pero McCrea sólo se esfuerza en esos personajes, dibujando al resto de miembros de Sección Ocho en un estilo hiperderfomado que tendrá sus fans pero, de nuevo, no me cuento entre ellos.

Habría que aplaudir a ECC Cómics por continuar contentando a los fans de Garth Ennis, entre los que me incluyo, y publicando todo lo que escribe en DC Cómics, ha sido sólo la mala suerte la que ha hecho que este tomo sea realmente infumable, eso o no le he sabido pillar los chistes a Ennis

Total que Sección Ocho es un gran chiste envuelto en parodia y pertrechado de una gran cantidad de chistes que descienden por el pozo del… asco que llegan a causar. Lo siento, puede que me gusten la mayoría de trabajos de Garth Ennis, pero os aseguro que Sección Ocho va más allá de mi sentido del humor.


Also published on Medium.