Una Palma de Oro en Cannes abre muchas puertas, aumenta el caché y el prestigio del director, pero lamentablemente también establece un listón que, a veces, el realizador premiado es incapaz de volver a alcanzar. Y es que no hay nada peor que tu primera película sea una obra maestra, puesto que las expectativas son tan altas que es difícil cumplirlas.

La fantástica “Drive” de Nicolas Winding Refn (la trilogía “Pusher”, “Valhalla Rising”, “Bronson”,…) le dio al realizador danés el premio como mejor director en la última edición del Festival de Cine de Cannes y una pátina de prestigio internacional que le ha permitido acometer su nuevo proyecto, “Sólo Dios perdona” (“Only God Forgives”), con todos los focos puesto sobre él… para su desgracia.
Nicolas Winding Refn aún está saboreando el éxito de “Drive”, los elogios, los premios y las críticas positivas,… y ya se vislumbra que “Sólo Dios perdona” queda lejos de su predecesora. Con el mismo protagonista que en “Drive”, Ryan Gosling (“Crazy, Stupid, Love”, “El diario de Noa “, “Titanes: Hicieron historia “, “Half Nelson” por la que fue nominada al Óscar como mejor actor, “Lars y una chica de verdad “,…) es Julian, un fugitivo de la justicia británica que vive exiliado en Bangkok junto a su hermano, quien ha sido asesinado tras masacrar salvajemente a una joven prostituta. Cuando su madre llegue desde Londres para pedir a Julian que acabe con la vida del responsable de la muerte de su hermano, deberá enfrentarse a Chang, un extraño policía jubilado, adulado por los demás policías y que se hace llamar el Ángel de la venganza.
Junto a Gosling, el reparto de “Sólo Dios perdona” cuenta también Kristin Scott Thomas, Tom Burke, Yayaying, Vithaya Pansringarm y Byron Gibson, entre otros, para uno de los estrenos más esperados del próximo viernes. (www.onlygodforgives.com)

{youtube}JwCeOhkgvsg{/youtube}