Hace algún tiempo os hablamos aquí de un cortometraje de Walt Disney Pictures, titulado “Paperman” y dirigido por el novel John Kahrs, que iba a llegar a los cines junto al largometraje de animación “¡Rompe Ralph!” que se estrenó durante las pasadas Navidades. Si no has visto “¡Rompe Ralph!” o te perdiste el cortometraje que se emitía antes de la película, ésta es tu ocasión para disfrutar de la poesía del ‘hombre de papel‘.

“Paperman” de John Kahrs es uno de los seleccionados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood en la categoría de Mejor Cortometraje de Animación para los Óscars 2012, junto a “Adam and dog”, “Fresh guacamole”, “Head over heels” y “Maggie Simpson in the Longest Daycare”, y muchos de los espectadores que disfrutaron en la salas de cine con “¡Rompe Ralph!” ya tuvieron el placer de disfrutar de esta breve joya dirigida por John Kahrs y producida por Kristina Reed”.

“Paperman” es la opera prima de Kahrs, responsable de supervisar la animación del film de 2011 “Enredados”, y antes de unirse a Walt Disney Animation Studios, pasó diez años en la prolífica cantera de Pixar Animation Studios, trabajando en películas como “Bichos”, “Ratatouille” o “Monstruos”, donde fue el animador principal del personaje Sully.
En “Paperman” presenta un estilo minimalista en blanco y negro innovador para contar la historia de joven solitario de mediados del siglo XX en la ciudad de Nueva York, cuyo destino da un vuelco inesperado después de un encuentro casual con una hermosa mujer de camino al trabajo. Convencido de que esa chica de sus sueños se ha ido para siempre, tiene una segunda oportunidad al verla a través de la ventana de un rascacielos, en la acera de enfrente de su oficina. Provisto únicamente con su corazón, su imaginación y una pila de papeles para llamar su atención, sus esfuerzos no están a la altura de lo que el destino tiene preparado para él.

Un innovador grupo de artistas de 2D y expertos en animación por computadora utilizaron un programa patentado llamado Meander para crear este cortometraje. Utilizando una técnica llamada línea final, los artistas pudieron agregar un mayor nivel de gracia y expresividad nunca antes visto en pantalla gigante.

{youtube}aTLySbGoMX0{/youtube}