Últimamente ha vuelto a picarme el gusanillo de la space opera así que, tras leer la tercera novela de “La Flota Perdida“, me decidí a darle un “tiento” a “Orfanato” de Robert Buettner, un nada oculto homenaje a “StarShip Troopers“, la obra maestra de Robert A. Heinlein.

"Orfanato" (Robert Buettner, La Factoría de Ideas)ORFANATO
ROBERT  BUETTNER 
La Factoría de Ideas
9788498003139
€ 14,50
Unos proyectiles disparados desde Ganímedes, una de las lunas de Júpiter, caen sobre la Tierra y pulverizan ciudades enteras. La Humanidad se juega el todo por el todo en un ataque desesperado. A bordo de una nave espacial construida con chatarra y equipada con armamento de la época de la guerra de Vietnam, unos huérfanos a los que nadie echará de menos deberán embarcarse en el primer viaje interplanetario del hombre con el objetivo de invadir Ganímedes. Solo tienen una oportunidad para atacar y una nave para hacerlo. Si fracasan, la Humanidad se verá abocada a la extinción.

Robert Buettner nos sumerge en una misión espacial trepidante, repleta de acción y aventuras, en la que el fracaso significa la extinción de la humanidad.

Este libro no engaña a nadie. Estamos ante una historia muuuuuy influenciada por StarShip Troopers, de hecho estamos ante un homenaje a ese libro, un homenaje que, básicamente, copia la premisa de la novela de Heinlein y, tras aderezarla un poco, nos sumerge en una carrera contrarreloj de la Humanidad para salvarse ante unos alienígenas que están atacando la Tierra desde la relativa seguridad de Ganímedes a base de proyectiles que impactan en las ciudades más importantes del planeta. A este ritmo la Humanidad será aniquilada en unos pocos años y la Tierra se convertirá en el hogar de esas babosas asesinas del espacio exterior.

Pero, como sucede en el libro del Maestro de la Ci-Fi, la Humanidad reacciona mejor cuando la ponen entre la  espada y la pared, la guerra activa el ingenio y la picaresca. Es el momento de llevar la guerra a las babosas espaciales e intentar acabar con ellas, antes de que acaben con nosotros.

Como veis la trama es prácticamente idéntica a la que nos propone StarShip Troopers (sí, releeré el libro en breve) y aunque eso pueda suponer un problema para algunos lectores, la verdad es que a mi me ha encantado. Estamos ante un homenaje declarado y, por lo tanto, Buettner puede jugar a lo que quiera. Y la verdad es que me gusta el resultado final, puede que Orfanato no sea el colmo de la originalidad, pero me parece un libro muy entretenido, un libro que se lee en un suspiro y que incita a leer StarShip Troopers (y también El Destino del Huérfano, la continuación de Orfanato).

Ah, por si alguien le apetece seguir con la discusión sobre si Heinlein era un facha o no, hay que decir que en Orfanato también se hace una defensa enconada de la vida castrense… pero no con la misma mala uva que lo hizo Heinlein.

En definitiva, Orfanato es un buen homenaje a una de las mejores obras de la space opera. ¿Qué más se puede pedir?