Se acabó, ya he terminado de leer «Naves del Oeste«, la última entrega de «Las Monarquías de Dios» y… ¿ya se ha acabado? ¡No puede ser! ¡Quiero más! Esto no es justo, señor Kearney, por favor, escriba una sexta y una séptima novela, ¡quiero más!

Naves del oeste 
Paul Kearney
Título original: Ships from the West 
Traducción: Núria Gres 
Ilustración de cubierta: Epica Prima 
Diseño de cubierta: Alejandro Terán 
288 págs 
23,95 euros 
Rústica con solapas 
ISBN: 978-84-9889-068-6

La tormenta se cierne sobre las Monarquías de Dios, y consigo trae la promesa de un conflicto a escala continental de tal magnitud que, en comparación, todas las guerras contra los merduk parecen simples escaramuzas.

A un lado, la Gran Alianza, la unión de los estados heréticos que, tiempo atrás, llegaron a un pacto con los merduk y fundieron en una sola fe sincrética las enseñanzas del Santo y el Profeta.

Al otro, el Segundo Imperio, una mezcolanza impía entre la autoridad de la Iglesia, convertida en poder temporal, y la hechicería de los cambiaformas venidos del Continente Occidental.

Ante las costas de Hebrion, en combates navales sobre las cubiertas de la mayor flota que el mundo ha conocido, y en las llanuras de Tor, donde chocarán enormes ejércitos en pugna por imponer su supremacía, las Monarquías de Dios se enfrentarán a una batalla sin precedentes, cargada de tragedia y heroísmo, donde hombres como Hawkwood el navegante, Abeleyn el rey y Corfe el soldado encontrarán por fin su destino.

Ha llegado el día que nos temíamos que no llegase, por fin se ha terminado de publicar Las Monarquías de Dios, a pesar de todos los problemas ya tenemos la pentalogía completa y la verdad es que las buenas sensaciones que nos habían ido dando los volúmenes anteriores se confirman al 110%. Las Monarquías de Dios es una de las sagas de fantasía más interesantes que se publican en la actualidad… ¡y una de las pocas que ha culminado su publicación!

Si en Segundo Imperio os comentaba que Corfe se había erigido como el personaje más interesante de la saga tengo que reconocer que sucede lo mismo en Naves del Oeste. Cierto es que hay una elipsis de más de 16 años en los que el resto de personajes podría haber gozado de más cancha, pero Kearney se decanta por poner toda la carne en el asador a través de Corfe… ¡y a mi me encanta esta decisión! No en vano Corfe es el mejor personaje que he leído en mucho tiempo. Es carismático, desinteresado, cruel, atormentado, desertor, soldado, rey… y bajo todo un hombre que sufre separado de la mujer a la que ama pero que lucha por su reino, puro drama y un héroe atormentado hasta niveles que alcanzan el sadismo… un personaje que pedía el protagonismo desde el primer volumen y que, por fin, acaba acaparando toda la atención, como sin duda merece.

No sería justo, sin embargo, dejar de hablar del resto de personaje que en Naves del Oeste afrontan destinos distintos. Kearney deja pocas dudas en cuanto a lo que le sucede a la mayoría de personajes principales del libro, pero me queda la duda de qué le sucede a los “nuevos” personajes, y siento que, tal vez, había espacio para un sexto libro… e incluso un séptimo, ese final es tan abierto como se pueda imaginar.

En cuanto al argumento en sí… por fin vemos cerrarse la trama abierta en el primer libro, El Viaje de Hawkwood, por fin veremos cómo se cierra el cisma en la religión de el Santo y lo hace, una vez más, con una resolución épica inspirada en cierto suceso histórico que sin duda reconoceréis (por cierto, el tono épico del libro me parece sensacional, estoy deseando que Alamut se anime a publicar Los Diez Mil porque ahí la épica puede ser de órdago).

Al acabar de leer Naves del Oeste me he quedado con ganas de más Paul Kearney, no me siento saciado, quiero leer más obras de este autor, porque trae un soplo de aire fresco, porque se inspira en la Historia para escribir sus libros (lo que convierte en una delicia el leer sus libros, sobre todo cuando reconoces la “inspiración”), porque sabe crear personajes fuertes a través de los cuales contar la historia y porque es capaz de hacer la carnicería que hace en este último libro. Kearney se ha guardado muchas sorpresas para este libro, eso sí, me hubiese gustado conocer más sobre estos 16 años de la elipsis, queda la sensación de que nos ha robado parte de la historia… o bien es que me tenía tan atrapado que no me quería perder ni un sólo segundo de acción. Y parece que hay alguna que otra historia perdida por ahí que me gustaría conocer.

Siendo justos hay que reconocer que Las Monarquías de Dios pasó de ser una saga en la que la aventura y el descubrimiento eran parte importante de la trama a ser una saga donde la épica es el motor principal de la acción (por sugerencia editorial), entendedme, también me gustan las historias de aventuras, pero la épica me atrae muchísimo y más, y sobre todo si está tan bien escrita como Las Monarquías de Dios.

Podría seguir hablando y hablando sobre Las Monarquías de Dios, pero mejor haré un artículo, más adelante, sobre los cinco libros. Por ahora os dejo con mi más entusiasta recomendación para una saga que, por suerte, ya podéis disfrutar al completo. Descubrid a un personaje como Corfe y a un autor tan prometedor como Paul Kearney.