Es un hecho contrastado que las guerras modernas, que han evolucionado la forma de matar hacia sistemas más inteligentes y menos sucios (para el asesino, que no para la víctima), han afectado directamente al género del cine bélico, que ha perdido gran parte de la épica y la emoción que tenían los clásicos ambientados en la Segunda Guerra Mundial como «Objetivo Birmania«, «Los doce del patíbulo» o «El nido de las águilas» o de la crítica sobre las consecuencias de la contienda sobre el soldado en Vietnam como el «Platoon» de Oliver Stone o incluso, en cierta forma, «Acorralado» o «Nacido el cuatro de Julio«. Los tiempos han cambiado.

Mark Wahlberg encabeza el reparto de esta historia sobre el heroísmo, coraje, compañerismo y supervivencia, dirigida por Peter Berg. Los últimos trabajos de Berg fueron la desafortunada «Hancock», la correcta «La sombra del reino» y la nefasta «Battleship», pero el fracaso y el rídiculo de esta producción de ciencia-ficción no deberían ser motivos para no darle un nuevo voto de confianza al director de la negrísima «Very Bad Things».
«El único superviviente» («Lone Survivor») es la adaptación cinematográfica de la novela de Marcus Luttrell sobre la fallida misión de un grupo de soldados de los cuerpos especiales del ejército de los EE.UU., los Navy Seals, que destacados en el año 2005 en Afganistán, y a la caza y captura del líder talibán Ahmad Shahd, cayeron en una emboscada y se vieron obligados a iniciar una desesperada huida de regreso a su base para salvar sus vidas. 
Además de Wahlberg, la película está co-protagonizada por Taylor Kitsch («Salvajes», «John Carter», «X-Men Orígenes: Lobezno»), Emile Hirsch («La hora más oscura», «Hacia rutas salvajes», «Alpha dog»), Ben Foster («Contraband», «The mechanic», «Pandórum») y Eric Bana («Star Trek», «Munich», «Troya»), y se presenta como un ejemplo del nuevo cine bélico, adaptado a los tiempos y a las guerras del siglo XXI, con menos épica y más tecnología como «La noche más oscura», «Black Hawk derribado», «Acto de valor» o «En tierra hostil».
Las expectativas sobre los resultados de esta película bélica de tintes patrióticos, que nos presentan como un poderoso ejercicio sobre el poder del espíritu humano cuando es puesto a prueba y llevado a los límites de la resistencia física y mental y que se estrenó a finales de Diciembre en los EE.UU. no son muy grandes,… y mucho menores en el resto del mundo, donde posiblemente no recaudará ni una décima parte que en su país de origen. En nuestras pantallas se estrena mañana, el primer día de enero de 2014.

{youtube}VT0TWxpLMqQ{/youtube}