La Saga de Harry Dresden alcanza su sexta entrega con “Derecho de Sangre“, un libro en el que Jim Butcher nos presenta el caso aparentemente más “sencillo” de la saga, y las consecuencias más duras para Harry. Una novela que te deja con ganas de más, con muchas ganas de más.

"Derecho de Sangre" (Jim Butcher, La Factoría de Ideas)DERECHO DE SANGRE
Jim Butcher
Titulo original: Blood Rites 
Autor: Jim Butcher 
Traducción: Rebeca Rueda Salaices
Formato: 23 x 15 cm 
Encuadernación: Rústica con solapas 
Páginas: 352
PVP: 20,95 €
Colección: VENTANA ABIERTA Nº: 40
Harry Dresden, el único mago profesional de Chicago, ha tenido misiones mucho más duras que ir de incógnito al rodaje de una película porno. Sin embargo, en este nuevo caso hay algo particularmente inquietante. El productor de la película cree que es el objetivo de una siniestra maldición que hace que las mujeres que lo rodean mueran.

Harry, además, está disgustado porque solo se ha involucrado en este extraño misterio para hacerle un favor a Thomas, un vampiro egocéntrico y de dudosa moral. Cuando su investigación lo conduce directamente a la lúbrica familia del vampiro, Harry descubre que el árbol genealógico de su supuesto amigo esconde un sorprendente secreto: una revelación que cambiará la vida del mago para siempre.

La vida de Harry no ha sido nada sencilla, huérfano de madre desde el parto se crió junto a su padre hasta que, tras la muerte de éste, pasó a manos de un familiar que le intentó utilizar en sus artes oscuras, por suerte Harry consiguió librarse y que el Consejo Blanco le diese una nueva oportunidad (ey, hay que leer los libros anteriores si quieres saber de qué va todo esto) y le transfiriese a la custodia de un mago de sólidos principios. Desde entonces Harry ha tenido que vivir bajo la atenta mirada de los magos del Consejo Blanco, y aunque ha tenido sus roces, como cuando provocó la guerra entre el Consejo y los vampiros, suele salir más o menos con bien de sus aventuras… excepto por aquella vez en la que los vampiros convirtieron a su novia, o cuando su mejor amiga, la detective Murphy, dejó de hablarle porque lo culpaba de la muerte de varios policías o cuando… bien pensado Harry no suele salir con buenas de sus aventuras, y aunque sus intenciones sean las mejores, el precio a pagar suele ser muy alto… incluso aunque haya salvado ya dos veces al mundo tal y como lo conocen… es duro ser un mago profesional, mala paga, muchas pegas y poco respeto.

No voy a mentiros y a decir que las cosas van a cambiar en Derecho de Sangre, el libro viene a ser más de lo mismo en la vida de Harry; un caso aparentemente sencillo que se complica hasta niveles imprevisibles. Bueno, cierto, la industria del cine porno es muy dura, y Harry va a comprobarlo de primera mano (por favor, mente limpia), aunque, por otra parte, y gracias a este caso Harry va a descubrir verdades muy dura sobre su familia, sobre la persona a quién más respeta, sobre Murphy y sobre sí mismo.

En lo que parece un libro de transición, tras los acontecimientos de la guerra con los vampiros (que continúan en Derecho de Sangre) y la guerra de las hadas, de El Caballero y Máscaras de Muerte,  pero lo cierto es que Butcher aprovecha el parón argumental sobre la guerra contra los vampiros para cambiar drásticamente la esencia de Harry Dresden. Los acontecimientos aquí narrados suponen un giro que, inevitablemente, afectará a Harry hasta sus entrañas. Será muy interesante ver hacia dónde se mueve la saga ahora.

Eso sí, no puedo dejar pasar la ocasión de comentar que me encanta el sentido del humor negro con el cuenta la saga, no sólo por los mordaces comentarios de Harry, sino por las situaciones en sí. La principal sorpresa de este libro no deja de ser una broma que el universo le gasta a Harry, y ya que estamos, la comparación con Harry Potter nunca ha sido más próxima… ni más injusta para las aventuras del joven aprendiz de mago.

En definitiva, una nueva entrega de Harry Dresden que, como siempre, os va a dejar con las ansías de leer más, de saber más. Habrá que esperar, pero la verdad es que es una de las sagas de fantasía adulta con las que más disfruto y no puedo sino apremiar a La Factoría a que recorte la distancia con la edición estadounidense (quedan 6 libros inéditos).