Panini Comics se ha llevado el gato al agua con la publicación de “Morning Glories“, un título de Image creado por Nick Spencer y Joe Eisma, que enganchará a los fans de “El Internado” o de “Perdidos por cómo maneja la trama Spencer, por sus giros de guión, sus cliffhangers y, para ser sinceros, sus idas de olla.

"Morning Glories num.1: Por un futuro mejor" (Nick Spencer y Joe Eisma, Panini Comics)Morning Glories nº 01: Por un futuro mejor
Edición original: Morning Glories vol. 1 USA 
Guión: Nick Spencer
Dibujo: Joe Eisma
Portadas: Rodin Esquejo
Color: Alex Sollazzo
Formato: Libro rústica, 192 págs. a color.
(Col. 100% Cult Comics)
18€

Una de las más celebradas obras del cómic estadounidense moderno llega al fin a España, escrita por el nuevo talento de Marvel: Nick Spencer. La academia Morning Glory es una de escuelas preparatorias de mayor prestigio en todo el país… Pero algo siniestro se esconde detrás de sus muros. Después de que seis estudiantes con inmenso talento, pero extraordinariamente problemáticos, se vean atrapados y luchando por sus vidas, los secretos de la academia comenzarán a salir a la luz.

Ser admitido en la academia Morning Glory es un honor y una promesa para el futuro, una prestigiosa academia que goza de una gran prestigio, una oferta irrechazable que nuestros protagonistas han aceptado, pero no os equivoquéis, la oferta es tan irrechazable que miembros de la academia están dispuestos a lo que sea con tal de que los chicos se conviertan en sus alumnos, con tácticas que incluyen el chantaje y llegan hasta el asesinato. Si a esto le añadimos que tenemos jóvenes inteligentes e hiperhormonados, pues nos quedará claro que en la Academia Morning Glory no te puedes fiar de nadie y que o les sigues la corriente o tu futuro puede ser muy breve, enormemente corto.

Casey, Zoe, Hunter, Ike, Jun y Jade son los nombres de los protagonistas de la serie y la verdad es que no tiene por qué caernos bien porque, cada uno a su modo, son muy peculiares, no saben dónde se han metido y no sabemos cómo van a reaccionar (hay un par de casos muy sorprendentes). Lo que mantiene la intriga de la serie y la hace más y más apetecible.

Eso sí, el guión se podría definir como una auténtica ida de olla, Nick Spencer parece haber visto todas las temporadas de El Internado y de Perdidos seguidas, haberse fumado un buen par de porros y comenzado a escribir el guión de Morning Glories, ¿y sabéis qué? Funciona, la serie te atrapa (siempre y cuando le sigas el juego) y te deja esperando a cada capítulo para saber qué demonios va a suceder ahora. Personalmente estoy enganchado a Morning Glories, aunque es una serie tan peculiar que levantada todo tipo de pasiones, en un sentido u otro, pero merece la pena probarla.

Gráficamente la cosa tiene trampa porque de las portadas se encarga un sensacional Rodin Esquejo (cada portada es sensacional) y del dibujo se encarga un más que decente Joe Eisma que no está a la altura del portadista, pero que aún así ofrece un buen trabajo. Su estilo pega con los guiones de Spencer, aportando un toque juvenil y fresco que, sorprendentemente, pega muy bien con escenas sangrientas. Aún así no podemos dejar de soñar cómo sería la serie si la dibujase Esquejo, y es que esas portadas son tan chulas…

Sobre la edición de Panini Comics habría que decir que, por bonita y buena que sea, 18 euros son muchos euros para 6 cómics. Seguramente eso echará un poco para atrás a los potenciales lectores que no sepan que se encuentran ante una verdadera joya. Personalmente me quedo con la edición USA (a través de bookdepository la puedes comprar por 8 € sin gastos de envío), me gustaría haber comprado la edición española porque prefiero, con mucho, leer en español pero no me lo puedo permitir, y me fastidia muchísimo porque Morning Glories es un cómic para prestar a los amigos, pero 3 euros el cómic me parece excesivo y, francamente, no me puedo permitir ni pagar los 8 euros.

Aún así, y si tenéis 18 euros, comprad Morning Glories si os gustan los giros argumentales, los cliffhangers y los misterios, seguro que os engancha como a mi.