linea_separadora

En nuestra parada periódica por las peores películas de la historia del cine, tras haber pasado por reconocidos atentados cinematográficos como “The Room“, “Plan 9 from outer space“, “Jack y su gemela“, “Campo de batalla: La Tierra” o “Dünyayi Kurtaran Adam“, llegamos hasta “Mi amigo Mac“, perpetrada por Stewart Raffill.

Seis años después del éxito de “E.T., el extraterrestre“, de Steven Spielberg, nos llegó esta historia sobre un alienígena feo y un niño paralítico. Quizás los productores pensaban que todos los niños eran tontos, que les podían colar cualquier cosa presuntamente para público infantil y que eran capaces de emular la propuesta del Rey Midas de Hollywood haciendo una copia mala, pero la cosa no les salió bien. Obviamente.

Protagonizada por Christine Ebersole, Jade Calegory, Jonathan Ward, Katrina Caspary, Lauren Stanley y Martin West, la película nos cuenta como un alienígena, separado de su familia y abandonado en nuestro planeta, se escapa de un laboratorio de la NASA y se hace amigo de un niño paralítico, que lo esconde para que no lo encuentren y ayudarle a regresar con su familia.

Mi amigo Mac” (“Mac and Me“) puede constar, con todo merecimiento, como una de las peores películas de los años ochenta. Un guión absurdo, un extraterrestre que parece un cerdo con cara de Belén Esteban y un montón de marcas haciendo publicidad encubierta (‘product placement’ lo llaman) convierten esta película en uno de los mayores ridículos de la historia del cine. El título de la película hace referencia al acrónimo en inglés para ‘Mysterious Alien Creature‘, aunque hay quién dice que se refiere a la conocida marca de comida rápida, cuyo papel en la película es muy destacable.

Los Razzies fueron generosos y solamente le concedieron dos galardones de los cuatro a los que estaba nominada. Uno de ellos para el británico Stewart Raffill como peor director (ex aequo con Blake Edwards por su “Asesinato en Beverly Hills“), que es la única distinción que ha recibido en toda su carrera. El premio a la peor película de aquel año se lo llevó “Cocktail“.

linea_separadora