Este nuevo volumen de la colección Marvel Héroes que lleva por título «El Asombroso Spiderman: La leyenda empieza de nuevo» incluye «La última cacería de Kraven» y el debut de Todd McFarlane. Es un tomo imprescindible.

El Asombroso Spiderman: La leyenda empieza de nuevo (Col. Héroes Marvel 89)
Edición original: Web Of Spider-Man 31-33, Peter Parker, The Spectacular Spider-Man 131-133 y The Amazing Spider-Man 293-310 y Annual 20 y 22, What If v2, 4 y What The–?! 3 USA
Guión: J. M. DeMatteis, David Michelinie, Jo Duffy
Dibujo: Mike Zeck, Todd McFarlane, Mark Bagley
Tinta: Bob McLeod
Color: Bob Sharen, Gregory Wright, Janet Jackson
Formato: Libro cartoné, 720 págs.
48,95€
La llegada del legendario dibujante Todd McFarlane trajo una nueva edad de esplendor comercial para Spidey, con una sucesión de espectaculares aventuras en las que el trepamuros se enfrentó por primera vez a Veneno y volvieron muchos de sus viejos enemigos.

Ojo que en esta ocasión el volumen de Marvel Héroes Asombroso Spiderman es de los que vienen repletitos y ya desde las primeras páginas eleva las apuestas con una nueva edición (la tercera entre la que ya reseñamos aquí, la del coleccionable de Salvat y esta) de La última cacería de Kraven, posteriormente nos toca una historia poco conocida en la que Peter acaba en un psiquiátrico y donde veremos cómo se fuerza hasta el límite la identidad secreta de Spiderman para, a continuación, ofrecernos historias como el cruce con el Iron Man 2020 o un nuevo enfrentamiento contra el Doctor Octopus en el que éste por fin se recupera de su trauma con Spiderman de la mejor manera: golpeando a aquello que le da miedo, pero, claro, es que sino hubiese asesinado a todo Nueva York… y, para cerrar el volumen (aunque desde mitad del mismo) tenemos el debut de Todd McFarlane en Spiderman con lo que esto supone: la llegada de Veneno.

Además de la creación de la némesis definitiva de Spiderman, al menos durante aquellos años, tenemos a Marta Plateada, el Hombre de Arena, Azar, la Urraca Asesina… todo un compendio de asesinos a los que McFarlane supo sacar, gráficamente, el mejor partido mientras el trabajo de Michelinie pasaba algo más desapercibido a pesar de que plantearía y desarrollaría retos tan interesantes como la desaparición (secuestro) de Mary Jane, la publicación de “Redes”, el libro de las fotos de Spiderman realizadas por Peter Parker, las tensiones en el matrimonio Parker por aquello del ganar dinero o no, etc.

En realidad se nota que los guiones de Michelinie se plegaron un poco a la hora de seleccionar villanos con los que a McFarlane le apeteciese trabajar, tanto es así que el uso de las capas en los villanos parecía una condición sine qua non, y es que McFarlane ya había descubierto que dibujando capas se podía ahorrar gran parte de la viñeta en un principio, y de la página más adelante. Aún así Michelinie supo aportar una serie de interesantes historias que le fueron dando vidilla a una serie en la que el apartado gráfico cada vez contaba más pero que no pierden ni su fuerza ni su desarrollo a pesar de los esfuerzos gráficos de su dibujante regular.

“El factor más sobresaliente y obvio que representan las historias de Amazing Spider-Man comprendidas entre el 298 y el 305 es el cambio. Un gran cambio.
Son las primeras historias de Peter Parker como hombre casado, no sólo luchando contra super-villanos y psicópatas, sino también enfrentándose al compromiso, a la responsabilidad de hacer funcionar una relación a largo plazo. Fue un reto para mí, como escritor, ver al personaje de esta forma tan distinta. En los cientos de historias de Spider-Man que se habían hecho antes durante muchas décadas, no había precedente. Peter siempre había sido soltero o novio; ahora era un marido. ¿Cómo afectaría esta situación radicalmente nueva a sus decisiones? ¿Seguiría dispuesto a enfrentarse a la muerte tan a menudo, sabiendo que dejaría a una viuda destrozada detrás?… – David Michelinie”

Por supuesto no hemos destacado la obra maestra de La última cacería de Kraven sencillamente porque hace apenas unos meses desde que publicamos nuestra reseña, pero el trabajo de J.M. DeMatteis y Mike Zeck en todos y cada uno de los aspectos. Es una joya y no tiene que echaros para atrás este volumen de El Asombroso Spiderman: La leyenda empieza de nuevo aunque eso signifique tener repetida esta genialidad.

La llegada de Todd McFarlane a El Asombroso Spiderman supuso un soplo de aire fresco, el canadiense apostó por planos con perspectivas nada habituales, dotó a Spidey de un nuevo/viejo traje (el regreso del traje clásico fue muy bien aprovechado por Michelinie), retomó las telarañas spaguetti creadas por Michael Golden, forzó a Spiderman en posturas imposibles y logró el aplauso del público, y bastante, también, de la crítica. Sus composiciones eran tan interesantes, sino más, que las que había realizado en Infinity, Inc. para DC Comics o las que estaba haciendo simultáneamente en el Hulk de Peter David, impactaban en la retina del lector que decidía pasar por alto que en algunos números en las que algunas viñetas y personajes  parecían dibujados por Rob Liefeld mientras que otros resultaban espectaculares. Aún con todo es historia viva de Marvel y de Spiderman.

Sólo quiero hacer un inciso, también tenemos un número dibujado por Mark Bagley, dibujante por el que, desde hace años, tengo debilidad.

En cuanto a la edición de Panini Cómics… soy uno de esos lectores enamorados de estos tochales, 720 páginas en un único volumen de ligero papel, encuadernación más que decente y edición impecable me parecen un grandísimo acierto.En definitiva, este El Asombroso Spiderman: La leyenda empieza de nuevo es uno de esos volúmenes imprescindibles por varios motivos.