Una de las mejores historias de Spiderman, la mítica «La última cacería de Kraven«, una maravillosa historia de J.M. DeMatteis y Mike Zeck, goza de una nueva edición en formato 100% Marvel HC que es todo un caramelito y que os recomendamos, encarecidamente, por su grandísima calidad. Obra maestra.

La última cacería de Kraven

Spiderman: La última cacería de Kraven
Edición original: Web Of Spider-Man 31 y 32, The Amazing Spider-Man 293 y 294 y Peter Parker, The Spectacular Spider-Man 131 y 132 USA
Col. 100% Marvel HC
Guión: J.M. DeMatteis
Dibujo: Mike Zeck
Tinta: Bob McLeod
Color: Janet Jackson
Formato: Libro cartoné, 176 págs. Color.
16,5€

El legendario equipo creativo compuesto por J. M. DeMatteis y Mike Zeck elaboran la historia definitiva de venganza, en esta revolucionaria e inigualable saga, considerada la mejor aventura moderna de Spiderman. Kraven El Cazador ha acechado y acabado con la vida de todos los animales conocidos por el hombre. Pero hay una bestia que se le resiste: una que se burló de él en cada encuentro: el superhéroe conocido como Spiderman. Ahora el tiempo de jugar ha terminado. Acabará con la araña, la enterrará y se convertirá en ella. Empieza la Última Cacería de Kraven.

Hace algo así como la friolera de 30 años J. M. DeMatteis andaba desesperado con una historia que le rondaba en la cabeza y que, como cuenta en este propio volumen en un recomendable epílogo, había sido rechazada hasta en tres ocasiones por las Dos Grandes. En esas estaban DeMatteis cuando comenzó a trabajar en una de las series de Spiderman y encontró a un editor receptivo a la idea de torturar al protagonista de la serie a manos de uno de los personajes más ridículos de la galería de villanos. Spiderman fue el personaje al que le cayó semejante desgracia encima (los barajados habían sido inicialmente Wonder Man y Batman) y, para colmo, el villano que se las haría pasar canutas como ningún otro hasta la fecha no era otro que Kraven, el cazador. ¿Quién? ¿el tío que asesinaba todo tipo de animales por deporte? Sí, ese, y si no llega a ser por La última cacería de Kraven dudo mucho que alguien lo recordase.

En Spiderman La última cacería de Kraven veremos como la locura, depresión y una posible cercanía de la muerte desesperan a Kraven hasta el punto de que decide que para derrotar a la Araña, Spiderman, debía convertirse en ella, ya sea devorando arañas, copiando los movimientos de Spiderman o, sencillamente, descerrajándole un tiro y ocupando su lugar como Spiderman. Así, se autoconvenció Kraven, él seria la Araña y a la vez la derrotaría.

Ni qué decir tiene que Kraven estaba realmente loco por la desesperación de haber sido derrotado en tantas ocasiones por Spiderman y que llevó a Kraven a una venganza con la que acabaría por derrotar completamente a nuestro héroe y, a la vez, reafirmarlo en su papel. Y es que, como ya hemos visto posteriormente, no es fácil ser Spiderman, pocos pueden cargar con esa responsabilidad y, desde luego, Kraven no fue uno de ellos, pero sí que fue el enemigo que no sólo derrotó a Spiderman, sino que lo rompió y quebró, aunque durase muy poco, sólo por La última cacería de Kraven éste se ganó un lugar de honor en la galería de villanos del Trepamuros, así como un par de resurrecciones, una extensa familia y alguna que otra situación ridícula más con el paso del tiempo y de los iluminados guionistas.

La última cacería de Kraven es una historia de J.M. DeMatteis de esas que acompañó al guionista durante mucho tiempo hasta que por fin encontró un editor que le dio vía libre y eso convirtió la historia en un evento que transcurrió en tan sólo dos meses en las tres series de Spiderman, todo un éxito que no ha dejado de reeditarse y analizarse, y es que DeMatteis ama el psicoviviseccionar a sus personajes, analizarlos al detalle, rearmarlos y enfrentarlos de nuevo a sus miedos. Desde luego con La última cacería de Kraven lo logró y la convirtió en una de las mejores historias de Spiderman, y de Marvel, de todos los tiempos.

Gran parte de este mérito corresponde al dibujo de Mike Zeck, un autor que venía de deslumbrar en Capitán América y en las Secret Wars (aunque aquí su nivel se resintió por falta de tiempo), y que aquí dio toda una lección magistral de cómo dibujar superhéroes fuera de su elemento, mostrando una gran expresividad en cada viñeta y haciendo sufrir al lector y al héroe juntos. Una delicia.

La edición de Panini Cómics de La última cacería de Kraven es una delicia, con una intro de Stan Lee y un epílogo de DeMatteis, así como una gran cantidad de páginas en tinta de Mike Zeck. Imprescindible tomo 100% Marvel HC que, seguramente, se agotará en breves.

En definitiva, no os podéis perder una de las mejores historias de Spiderman de toda su historia: La última cacería de Kraven.