El sexto volumen de «La Imposible Patrulla-X«, en la edición Marvel Gold, sorprende por su tamaño, pero una vez leído es innegable la calidad que atesora el trabajo de Chris Claremont y los dibujantes que le acompañan.

Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X 6 El juicio de Magneto
Guión: Chris Claremont
Dibujo: John Romita Jr., Paul Smith, Arthur Adams, Barry Windsor Smith
Número de páginas: 784 pp
Tamaño: 17X26
Contiene: X-Men And Alpha Flight 1 y 2, Power Pack 12, The New Mutants Special Edition 1, Marvel Fanfare 33, The Uncanny X-Men 193-209 y Annual 9 USA
Formato: Tomo en tapa dura
Interior: Color
ISBN: 9788491679509
Precio: 47,95 €

Una etapa de alucinantes cambios para La Patrulla-X: Con Las Guerras Asgardianas, el Juicio de Magneto, la batalla por el liderazgo del grupo entre Cíclope y La Patrulla-X, la guerra contra El Todopoderoso y mucho más.

Este sexto volumen de La Imposible Patrulla-X es uno de esas joyitas que, gracias a su enorme extensión nos ofrecen una serie de momentos capitales de la franquicia mutante y que, gracias a la excepcional edición de Panini, también añade material extra o supletorio que lo convierten en una compra obligatoria para todos aquellos que lo sepan apreciar en su justa medida y es que aquí nos contamos con los enfrentamiento de Patrulla-X y Nuevos Mutantes con Loki, con un Nimrod que empieza a dejar atrás su programación cazamutantes, aunque lo hará tras varios encontronazos con la Patrulla-X, la trascendental lucha entre Cíclope y Tormenta por el liderazgo del equipo y, a la postre, la marcha del primero para asumir sus deberes como padre (que acabará abandonando también, pero años después). Eso no es todo, también tendremos a Tormenta sufriendo distintas aventuras y tratando de aceptar la pérdida de sus poderes con un viaje a África, un momento ilustrado con maestría por Barry Windsor Smith que también se encargará de otro momento especial de Lobezno con igual capacidad.

La doble portada del cruce X-Men/Alpha Flight

Por otra parte tenemos a Rachel Summers que tomará el nombre de Fénix para sí en honor a su madre, que además sufrirá por la relación que establecerá con Scott Summers, aún sin contarle que él es su padre de un futuro alternativo, con el hecho de que va a tener un “hermanito” y con sus encuentros con el Todopoderoso, quien tras las primeras Secret Wars acudió a la Tierra para darse un garbeo y conocer al ser humano, que le llevarán a estar a punto de aniquilar a toda la galaxia.

Y si todo esto os parece poco además sumamos la marcha del profesor Xavier y la llegada de Magneto como nuevo líder de la Imposible Patrulla-X, y eso tras vivir el juicio que las Naciones Unidas emprenden contra él tras ser capturado por ciertos villanos que ahora se han pasado al lado de los “buenos”.

Como veis en este tomo de la Patrulla-X tenemos espacio para todo, con un Chris Claremont pletórico que, durante esta época, rendía al mejor nivel de su vida y que nos ofrecía personajes femeninos realmente fuertes e interesantes, de hecho son ellas las que sostienen el peso de la narrativa.

Gráficamente la cosa no le andaba a la zaga y es que además de tener a John Romita jr como dibujante regular, lo que era un lujo, el patriarca mutante contaba con dibujantes de la talla de Paul Smith, Arthur Adams o Barry Windsor Smith para “proyectos especiales”. Con lo que ya os podéis imaginar la calidad gráfica que rebosa este volumen, ¿verdad?

Regreso sorpresa por todo lo alto al que tardarían años en sacarle partido

Y por si eso fuera poco en Panini se han asegurado de ofrecer también calidad en la edición, con una serie de textos que, por ejemplo, nos hacen lamentar la no publicación del X-Men: Heroes for Hope, un proyecto que está en el limbo, y es que sus planchas se destruyeron, y por el cual sólo podemos soñar por la ¿última? colaboración entre Claremont y Byrne. Y eso por no mencionar el resto de artículos que adornan este tomo de Marvel Gold de la Imposible Patrulla-X.

En definitiva, todos los tomos que se vienen publicando de la Imposible Patrulla-X son imprescindibles ya que recogen los mejores años de la franquicia mutante que nunca (hasta ahora) volvió a alcanzar.