Dolmen Editorial lanza un nuevo volumen de “Mandrake, el Mago“, personaje creado por Lee Falk en junio de 1934. El libro lleva como título “El enamorado fantasma“, y el pinturero mago se las tendrá que ver con un montón de enigmas que deberá resolver con su astucia y sus dotes mágicas.

Mandrake vive en un mundo donde lo imposible es posible, y donde lo posible se enfrenta a lo que es imposible en apariencia.
Con sus falsos poderes mágicos, es casi el único personaje normal en ese universo de ficción que de pronto deja de ser normal y recibe visitas de extraterrestres algo tontorrones siempre, casi salidos de una strip cómica, o con misterios de supuestos fantasmas o tropelías de científicos vendidos al mal cuyos recursos dejan perplejos a todo el mundo.

Ya son siete los tomos que recopilan las tiras dominicales de “Mandrake, el Mago“. Hoy nos toca hablar de las que corresponden a los años 1962 a 1965, que continúan del tomo anterior titulado “El abominable hombre de las nieves“. Dolmen Editorial no los ha publicado en orden cronológico, puesto que el primer volumen que lanzó comenzaba por el año 1965. Se ha creado pues, una especie de donut con estas tiras: concluyeron en el segundo tomo publicado, y fueron hacia atrás en el tercero. Un lío para quién se suba al tren en marcha. Para los coleccionistas avezados esto no supone mayor problema.

Lee Falks y Phil Davis están acreditados como autores de estas tiras, que en su origen aparecieron a todo color en los diarios norteamericanos. Dolmen Editorial las publica en blanco y negro como mejor opción, ante la imposibilidad de conseguirlas con su coloreado original. Este tomo apaisado pertenece a la colección Sin Fronteras, dedicada a rescatar lo mejor de las tiras de prensa norteamericanas, tales como “The Phantom“, “Terry y los Piratas“, “Flash Gordon” y muchas otras… Clásicos de ayer que aún siguen conservando toda su fuerza.

Las dominicales de Mandrake difieren de las tiras diarias en su aire más juvenil. Incluso podríamos decir que infantil. La candidez argumental que presentan no significa que las tramas no estén elaboradas. Es solo que se aleja en todo momento de situaciones que puedan resultar inapropiadas para los menores. Las diferentes aventuras que aparecen en este tomo alcanzan una duración de unas veinte páginas de media. Son historias cerradas en sí mismas, que no alteran a los personajes ni su entorno. Tal es el caso, que estas historias no incluyen aspectos que las sitúen en una época concreta. Si nos dicen que son de los años cincuenta nos lo creemos.

Mandrake nunca pierde su porte ni su aspecto vintage con esa esa levita y capa como la de los magos de los años treinta. Su chica, Narda apenas tiene peso en las tiras contenidas aquí. En la primera historia, titulada “Pruebas de habilidad“, unos extraños testean a nuestro héroe para comprobar si es capaz de afrontar una misión secreta. Esta consiste en acudir al rescate de un científico al que tienen cautivo en una nación neutral pero hostil a los intereses norteamericanos. Mandrake viajará junto a Lothar, su fiel criado (más bien amigo) a ese lugar para resolver la misión.

La serie entra de lleno en la ciencia ficción más loca en el segundo relato, “Delegación comercial“. Unos alienígenas de aspecto que mezcla patata y blandiblú (ignoramos el color de los mismos) acuden a nuestro planeta para vender una cosa llamada cristales Suchi. Tienen el poder de adoptar la forma que deseen, y así lo hacen cuando aterrizan. Este aspecto da lugar a equívocos al confundir la especie dominante, pensando que esta son los canes. Se presentan metamorfoseados como un perro y un caballo parlanchines, junto a un granjero sin voz ni voto. Es una aventura muy divertida e imaginativa, quizás la mejor de este libro.

En “El enamorado fantasma” veremos la participación de Magnon, usado por los autores como comodín para llevar a buen puerto varias historias. ¿Es un fantasma lo que se le aparece a Joan o es otra cosa? Mejor no contar más para no destripar el misterio. Antes de que Magnon, El Emperador de un Millar de Planetas, vuelva a aparecer en “El exiliado” disfrutaremos de la típica aventura de sustitución en “El doble“. Mandrake es igual al presidente Andros, que gobierna en una potencia extranjera. Además, es aliado de los norteamericanos. Aunque Mandrake se niega en un primer momento, finalmente aceptará sustituirlo mientras Andros es intervenido de una dolencia en los E.E.U.U. Gente malvada quiere acabar con él, y Mandrake les dará su merecido con sus trucos de magia e hipnotismo.

El exiliado” es otro despliegue de imaginación de Falk y Davis. Todo sucede en el espacio, donde Mandrake acude para matar dos pájaros de un tiro: salvar a la Tierra de la caída de un terrible ‘meteorito’ y ayudar al involuntario responsable de este suceso, un colosal (de tamaño) alienígena llamado Ork. El tomo se cierra con una aventura más terrenal que involucra a un ladrón de guante blanco al que llaman “El topo“. Se dedica a robar cosas de gran valor, gracias a un traje de su invención que crea túneles infalibles. Ahí estará Mandrake para pararle los pies.

Como he comentado en anteriores reseñas, “Mandrake, el Mago” es una serie que tiene su encanto, de fácil y amena lectura. Si uno desea pasar un rato entretenido sin más, es muy recomendable.

Mandrake, El Mago (1962-1965): El enamorado fantasma
Guión: Lee Falk
Dibujo: Phil Davis
ISBN: 978-84-18898-15-0
Formato: Cartoné. Blanco y negro
Páginas: 160
Precio: 30,90 euros