Tras el fin de las relaciones como telonera en los shows de Shy Baldwin, Susie deberá encontrar una solución para conseguir dinero mientras Midge busca pulir su actuación y encontrar un bolo con una libertad creativa total.