***

Nadie sabe hacer mejor el cine de Almodóvar como el propio Almodóvar. Suena a tontuna, pero es que ha conseguido crear una fórmula personal que nadie hace como él, así que antes de ver cualquiera de sus películas ya te haces a la idea si te puede interesar a tí o no. En mi caso veo su cine con interés cinéfilo porque admiro su hacer como “autor”, aplaudo su capacidad para dirigir guiones y actores, me encantan los microcosmos que crea y sus argumentos, aunque no me suelen impactar, reconozco en todo ellos capacidad para hablar profundamente de ambientes, costumbres o sentimientos que siendo lejanos a los míos los llego a entender. En “Madres paralelas” usa la maternidad y un pequeño embrollo para contarnos una historia “pequeña” que desemboca en drama y que, una vez más, le permite a él y a sus actores mostrar sus mejores dotes. La película transcurre con un cierto suspense interno que te mantiene con interés hasta el final, te toca cuando penetra en lo dramático y en mi caso me pierde cuando acude a lo contextual, a la memoria histórica, tema interesante pero que me saca de la película. No ganó Goya alguno pero tuvo 8 nominaciones (mejor película, director, actriz principal, dos a actriz de reparto, fotografía, dirección artística y sonido. Además en los Óscars Penélope Cruz consiguió una nominación a mejor actriz principal y Alberto Iglesias fue nominado por su banda sonora.