Cuando todo lo que te importa está en riesgo, tus principios desaparecen y hasta tu mayor enemigo puede convertirse en tu mejor aliado.