Curioso nombre para una antología de relatos de tanta calidad. Tras deslumbrarnos con “¿Quién necesita a Cleopatra?” donde destacaba su sentido del humor, Steve Redwood nos demuestra que es más que capaz de desenvolverse en otros géneros, y de hacerlo notablemente. Y eso es “Los pingüinos también se ahogan“, un libro de relatos muy bien escrito.

"Los pingüinos también se ahogan" (Steve Redwood, Ediciones Torre de Marfil)Los pingüinos también se ahogan
Autor: Steve Redwood
Editorial: Torre de Marfil
Colección: Tipos Singulares
Tipo de libro: Antología inédita
Precio: 19,90 €
Páginas: 392
Formato: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-938535-7-0
Un calendario justiciero, un cenicero con una macabra historia, una circuncisión que altera el destino de un país, enfermedades imposibles, números rencorosos y asesinos, zombis cultos, una mujer que no muere cuando debe hacerlo, un forastero que colecciona corazones rotos hasta completar un rosario mortífero, un pingüino que no sabe nadar, un escritor psicótico…

Estos son sólo algunos de los elementos de los que Steve Redwood se sirve en esta veintena de relatos para revelarse no sólo como el autor de peculiar imaginación y vena humorística y surrealista que brillaba en El pescador de demonios o ¿Quién necesita a Cleopatra?, sino para mostrarnos su lado más serio, más oscuro gracias a sus relatos centrados en las relaciones humanas, en la crueldad gratuita, la soledad, la culpabilidad y la pérdida de esperanza.

No puedo decir otra cosa sino que me ha encantado Los pingüinos también se ahogan. Como en cualquier antología que se precie hay diversos estilos, desde el thriller a la fantasía, sin olvidar la ciencia-ficción, el terror o los dardos envenenados enviados a sus editores (¿actuales? ¿pasados? ¿futuros?), Steve se atreve con todo y nos ofrece veinte relatos, a cada cual mejor, con mayor o menos extensión, con mucho sentido del humor y con un estilo literario que habla por sí sólo. Los pingüinos también se ahogan me ha parecido un libro muy completo y muy recomendable en el que cualquier lector encontrará relatos de su apetencia.

Conozco a Steve Redwood desde que el Grupo Ajec publicó ¿Quién necesita a Cleopatra? (os recomiendo este libro también, lo disfrutaréis una barbaridad) y la verdad es que desde entonces, y tras intercambiar emails para una entrevista y agregarle a Facebook, he podido disfrutar de su especial sentido del humor, una mezcla entre lo mejor de los Monthy Phyton con algún toque a “lo español” que, personalmente, me encanta. Por eso esperaba un libro repleto de relatos humorísticos, y por eso, quizás, me he sorprendido tanto al ver que Steve no sólo sabe escribir bien sobre humor, sino que también se desenvuelve más que correctamente en otros géneros. Los prejuicios, es lo que tiene, conoces a un autor escribiendo un género y ya crees que no sabe salir de él. Steve Redwood me ha sacado de mi error.

Porque además los relatos están muy bien escritos, cada uno se descubre como un relato muy ameno, enseguida te identificas con los personajes o la situación, enseguida te “haces” al relato… y poco después ves como este granuja de escritor te tiene guardada una sorpresa, mínimo, en cada uno de sus relatos.

Me gustaría comentar que, Steve, noto en tus relatos cierto resquemor hacia los editores, se puede apreciar especialmente en dos relatos, pero seguro que has dejado alguna perla oculta que se me ha pasado por alto. Me pregunto en qué estaba pensando el editor a la hora de darle el ok a este libro, ¿quizás, como en uno de los relatos, recibió decenas de cartas del autor?

Para los que conocéis, como yo, a por ¿Quién necesita a Cleopatra? (https://via-news.es/index.php/resenas-lbros/2932) os puedo decir que se incluye aquí uno de los capítulos de ese libro… una obscena incitación a releer tan genial libro… quizás caiga en la tentación.

Por otra parte no puedo obviar el hecho de que este es el primer libro que leo de Ediciones Torre de Marfil, y me he encontrado con una edición muy buena, muy cuidada. Los pingüinos también se ahogan está muy bien editado y cuenta con un acabado impecable (no me suena haber encontrado ningún error tipográfico o gramatical). Eso sí, no me acaba de convencer la portada, básicamente porque no creo que refleje lo bueno que es el libro, es un libro que impacta por su variedad de relatos y temas, por lo sorprendente que es ver que Steve Redwood es un gran escritor (esa no es la sorpresa, sino el conocerle de un libro humorístico) y capaz de tocar muchos temas con profesionalidad. Quizás sea una portada demasiado agresiva, y, aunque su mensaje sea válido quizás reste lectores a este libro, algo que me parecería muy injusto, porque es muy bueno… ummm, ahora que releo lo que he escrito sobre la portada empieza a gustarme un poquito más…

En fin, ¡¡leed Los pingüinos también se ahogan!! Es una colección de relatos, así que no tenéis la excusa de no tener tiempo, es un libro que os ofrecerá todas las variantes que podáis buscar, es una maravilla de un autor medio-español que, desde las primeras líneas, te atrapa. Dadle una oportunidad, os encantará.